Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 4 de junio de 2017

Deshonoris Causa 47: Constantino Pastrán:



Nota de David González: Mi amigo Omar Elvir me hace llegar desde Nicaragua unos ejemplares de los números 47 y 48 del irreverente fanzine de grapa y papel, Deshonoris Causa, que perpetran él y otros colegas escritores y gracias al cuál ya he descubierto a más de un poeta que merece la pena, así que gracias, muchas, por estos regalos:


GRACIAS

Caído, como un
fruto de su árbol.
Pudriéndome,
poco a poco
hasta que nos
encontramos.
Me recuperé,
y gracias por
haberme sanado.
Sólo tú sabías
cómo alegrarme
el día, sólo era
necesario verte.
Pero ahora que soy
solo un recuerdo
para ti, aquí estoy,
pudriéndome otra
vez.


Constantino Romero en Deshonoris Causa 47, junio a octubre de 2016.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.