Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

sábado, 6 de mayo de 2017

Poesía Norteamericana (83): Dorothea Lasky:








ME GUSTAN LOS HIPPIES ESTRAFALARIOS

Me gustan los hippies estrafalarios
Y los hombres de espaldas peludas
Y los animales pequeños y verdes
Y la leche orgánica
Y las galletas nacidas
En granjas de Vermont
Me gustan las cosas estrafalarias
Cuando lleguemos al otro mundo
Todos seremos hippies
Me gusta tu inseparable espíritu de hippie estrafalario
Me gusta cuando machacas salvia sobre mi puerta
Me gusta la sangre de cordero con el que salpicas mi cara
Me gusta colmar de azúcar el cuenco y pronunciar plegarias
Y que luego funcionen
Me gusta maldecir a los enemigos
Y después convertirlos en objetos
Empapar su diente de leche en aceite
Y prenderlo con un caballito de plástico
Me gusta correr a través de los campos verdes
Me entusiasman las flores y la fruta
Me gusta embadurnarme
Con las extrañas pociones que compraste a granel en Guatemala
Me gusta que me frotes con pachuli
Y me digas que soy un hombre
Soy un puto hombre
Un puto hombre estrafalario
Si no supiera que es imposible me creería Jesucristo o algo así
Si no supiera que es imposible navegaría a la Antigua Grecia
Llevaría sandalias
Y luego iría a Roma
Sacrificaría a mi hija ante los dioses
Fumaría lapislázuli en polvo
Esculpiría pictogramas en tu vestido
A mil millas de distancia de todo
Cuando muera seré una puta hippie estrafalaria
Y tú también
Tú también
Así que aleja tu corazón hecho trizas
De todo aquello que crees conocer
Sabes, todos nos largamos de aquí
Ten algo de paciencia humana al menos
Con lo que aguarda al otro lado



Dorothea Lasky.

Varios Autores. Vomit. Antología de poesía joven norteamericana. El Gaviero Edicones, julio de 2013. Prólogo y selección Luna Miguel. Traducción de Anna-Lisa Marí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.