Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

martes, 16 de mayo de 2017

Iosu Moracho: La utopía tiene los pies descalzos (1):



PÁJAROS

Ornitológicamente hablando,
debemos aprender de las corrientes de aire
y hacernos invisibles como el viento.
Tenemos que buscar la inercia que nos lleve
todo lo lejos que queramos con el menor desgaste posible.
Así que ya no hay duda, compañeros, compañeras,
desde hoy vamos a ser pájaros.







PAJARITOS

Lleva dos años en paro
y sin detenerse.
El subsidio está a punto de expirar
como un Cristo en su cruz de cada día.
El tiempo, como una losa en el tablado de las horas
que no puede permitirse el lujo de perder.

Primero montó un pequeño huerto en la terraza,
pero le fallaron el espacio,
la luz del sol, que en esta tierra no hay mucha,
y el presupuesto para las macetas.
Aún así, los tomates se levantan en la vara
y van tomando color.

Luego construyó una pajarera
y la llenó de cantos y silbidos,
como aquel loco de Macondo
que alborotaba las siestas de los vecinos.

Un día dijo: "Estos son la voz de los sin voz"

Hoy es el día que todo el barrio sabe
que en esa casa hay un criador de pajaritos.
Cuando encuentre el trabajo perdido, dice
les abro las jaulas y los echo a volar...






JOE FRAZIER

Joe Frazier
se crió en una plantación de algodón
de Carolina del Sur.
Era negro, pobre y miserable,
uno de los condenados de la tierra
de los que hablaba Fanon.

Durante años
golpeó un saco de patatas
para que sus músculos se cuajaran,
día tras día
hasta que el saco quedaba blando como un puré
y había que cambiarlo.

Luego fue empleado en un matadero.
En el lugar en el que todos terminan muertos
él aprendió a vivir.
Sustituyó las patatas por trozos de hielo.
Se protegía los nudillos con unas amplias vendas
y golpeaba duro, muy duro
hasta que todo el hielo estaba picado
como para hacer sorbete
y el agua chorreaba por la pista.

Joe Frazier fue campeón de boxeo
mientras pudo.
Porque había conocido el infierno
siempre estuvo listo para salir de él.

Fue un tipo duro, nadie lo niega
pero cuenta la leyenda
que antes de ponerse los guantes para salir a pelear
Joe Frazier guardaba entre sus manos
un trozo de aquello que vio nada más nacer:
una bala de algodón.



Iosu Moracho. La utopía tiene los pies descalzos. Ediciones Amargord, 2016. Prólogo de Begoña Abad. Diseño de portada: Raúl Gálvez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.