Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 1 de mayo de 2017

Fee Reega: adelanto de su primer libro de poemas:




Sitio Web de la Imagen


RECUERDOS

Las colillas en la calle me recuerdan a ti.
Se mezclan con las hojas muertas de otoño.
Es basura. Veo esa basura y pienso en ti.
En mi pueblo había una cajera en el supermercado,
con una bata en la que estaba cosido su nombre.
"S. Francisco".
Cuando leo o escucho decir "San Francisco",
pienso en esa cajera primero.
En mi infancia había un hombre
del que estaba convencida era mi ángel guardián,
porque le vi varias veces por la calle
y cada vez me sonreía
y me miraba a los ojos con bondad,
Tenía la sensación de que nadie más le estaba viendo.
Era joven y su pelo moreno y de rizos suaves
y recuerdo su cara, buena.
Las colillas en la calle me recuerdan a ti.
Se mezclan con las hojas muertes de otoño.
Y cuando llueve, me da pena,
porque tú solías cogerlas del suelo y fumarlas,
sin mirar la marca y hacer que se iluminaran una vez más.



Fee Reega. Uno de los poemas que forman parte de su primer e inminente libro de poemas, con alguna que otra sorpresa. Seguiré informando por aquí. Pues su poemario es realmente bueno. Y ha dado, además, con la editorial perfecta, cuyo nombre ya desvelaré cuando sea el momento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.