Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 28 de abril de 2017

Poesía Norteamericana (78): Sara Teasdale: Canciones de amor (2):



GENEROSIDAD

Ataste con fuerza las sandalias en mis pies,
    me ofreciste pan y vino,
me llevaste bajo el sol y las estrellas,
    y el mundo entero fue mío.

Oh, desanuda mis sandalias,
    no sabes lo que estás haciendo;
todo mi mundo está en tus brazos,
    tú eres mi sol y mis estrellas.







OTROS HOMBRES

Cuando hablo con otros hombres
    siempre pienso en ti.
Tus palabras son más vivas que las suya
    y también más amables.

Cuando miro a otros hombres
    deseo que tu rostro esté allí,
con tus ojos grises y tu piel oscura
    y tu revuelto pelo negro.

Cuando pienso en otros hombres,
    soñando sola durante el día,
pienso en ti como un fuerte viento
    que se lleva lejos mis sueños.



Sara Teasdale. Canciones de amor. Harpo Libros, marzo 2017. Traducción de María Ramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.