Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 27 de abril de 2017

Poesía Norteamericana (77): Henry Wadsworth Longfellow:



ÚLTIMA THULE

Con vientos favorables sobre mares
soleados, zarpamos a la tierra
de manzanas de oro, a las Hespérides.
Mas, ah, esto fue hace ya mucho tiempo.

Qué lejos desde entonces los océanos
nos llevaron del país de los sueños,
la tierra de ficción y de verdad,
¡la Atlántida de nuestra juventud!

¿Adónde, ah, adónde? ¿No son éstas
las Órcadas de eternas tempestades,
do chilla la gaviota, y grandes olas
rompen sobre una costa de naufragios?

¡Última Thule! ¡Ínsula remota!
Aquí en tus ensenadas por un tiempo,
arriadas las velas, descansamos
de la búsqueda sin fin, interminable.



Henru Wadsworth Longfellow.

Varios Autores. Poe y otros cuervos. Primeros poetas norteamericanos. Mono Azul Editora, 2006. Traducción de Antonio Rivera Taravillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.