Dibujo de BEGOÑA CASÁÑEZ CLEMENTE

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

miércoles, 15 de febrero de 2017

Poesía Norteamericana (49): Benjamín Alire Sáenz:




Sitio Web de la Imagen



Llegué a ti una noche de agosto, sin lluvia.
Sin lluvia me enseñaste a vivir.
Tú eres la sed y la sed es lo único que conozco.
Eres arena, viento, sol y cielo ardiente,
El azul más caliente. Soplas brisa y hierras
Tu aliento en mi boca. Te acercas: entonces doblas
Tu fuerza, para romperme, soplarme, quemarme y hacerme nuevo.
Atas tu nombre con fuerza alrededor de mis costillas, apretándolas,
Y me mantienes tibio. Nací para ti.
Arriba, abajo, rodeándote, de ti rodeado.
Al alba despierto y estás allí. Nunca rompas
Tu lazo. Alcanza, alza, sopla, Sálvame, mi dios;
Trágame, mi tierra. Salva, traga, párteme,
Pan soy: Seré el agua para tu sed.



Benjamín Alire Sáenz.


Varios Autores. Líneas conectadas, Nueva poesía de los Estados Unidos. April Lindner Editor, 2006. Traducción de Angel Corpus Guzmán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.