Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 5 de febrero de 2017

Poesía Norteamericana (28): Lynn Emanuel:




Sitio Web de la Imagen



LOS QUE DUERMEN

Me he imaginado todo esto:
En 1940 mis padres estaban enamorados
Y vivían en el piso de West 10th
Arriba de Mark Rothko, que pintaba rosas
En las paredes de su recámara la noche que se casaron.

Me es fácil adivinar por qué lo hizo.
El cabello de mi madre era del color de los perones maduros
Y usaba un sombrero de terciopelo junto con el pijama.

Yo todavía no había nacido. Era tan remoto como la luz de una estrella.
Me cuesta trabajo imaginar que mis padres
Hicieran el amor en un cuarto lleno de rosas
Sin mí. Yo no estaba.

Pero ahora sí. Mi madre se sonroja.
Es lo maravilloso del arte.
Puede resucitar a los muertos. Puede despertar a los que duermen
Tal como quizás lo hizo aquella noche ya muy tarde,
Cuando mi padre y mi madre hicieron el amor arriba de Rothko
Quien permanecía acostado en la oscuridad pensando Rosas, Rosas, Rosas.



Lynn Emanuel

Varios Autores. Líneas conectadas, Nueva poesía de los Estados Unidos. April Lindner Editor, 2006. Traducción de Pura López Colomé.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.