Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

domingo, 5 de febrero de 2017

Poesía Norteamericana (27): Timothy Steele:




Sitio Web de la Imagen



ALBORADA

Mientras ella está en la regadera, me despierto y veo
El fulgor de unos aretes en el buró,
Una sola sábana amarilla cuyos pliegues, encima de mí,
Parecen tan intrincados como los cortinajes
De las pinturas al óleo de algún viejo maestro.

La almohada que abracé al dormir
Retiene la salada dulzura de su piel;
Siento su espalda suave, sus nalgas, su vientre, su cintura,
La calidez de sus piernas esparcidas y gentilmente enlazadas
En torno a mis piernas y torso, para darme entrada.

Me estiro y enrosco un poco y la escucho
Cantar bajo el siseo del agua en carrera.
Gradualmente la luz tempranera va aclarando
Las botellas de perfume junto al espejo del tocador,
El rayo plateado, erguido sobre su rostro,

Que comparte la esquina del tocador
Con una hiedra que derrama zarcillos desde una maceta.
Y estoy tan contento que puedo perdonarle
Al placer que sea tan breve y fugitivo.
Me voy a estirar otro poco, pero pospondré el levantarme

Hasta que ella termine de bañarse y se seque
(Primero éste y luego aquel pie sobre la silla)
Los tobillos de finos huesos, las pantorillas y los muslos,
Los redondos pezones color de rosa, y se enrede
La toalla, como un turbante, en la cabeza.



Timothy Steele.


Varios Autores. Líneas conectadas, la nueva poesía de los Estados Unidos. April Lindner Editor, 2006. Traducción de Pura López Colomé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.