Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

domingo, 22 de enero de 2017

Poesía Norteamericana (8): Claude Mac Kay:




Sitio Web de la Imagen



CANTO ESPIRITUAL NEGRO

Te han arrancado a tu sencillo terruño,
Donde el cálido sol hacía tus sones melodiosos
Y tus voces quejosas del eterno trabajo;
Tu música hablaba en líquidos y líricos lamentos;
Te han atrapado en el bosque meditativo,
Donde sabuesos vendedores cogieron tu nota susurrada,
Y solamente los pájaros y las flores comprendieron
La dulzura sollozante de una garganta sofocada;
Y te pusieron en esta sala de mármol fastuosa
De figuras endurecidas por el orgullo, atomentadas por la conciencia,
Como forzados contemplando un carnaval,
Para las cuales un espíritu extranero y vandálico ha intentado
Modelarte en las maravillas de los virtuosos,
Ahogando tu belleza entre los truenos de una orquesta.



Claude Mac Kay.

Varios Autores. Yo también soy América. Ediciones Grifo, Buenos Aires, 1944.

Traducción de Marcos Fingerit.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.