Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 21 de enero de 2017

Poesía Norteamericana (6): Georgia Douglas Johnson:




Sitio Web de la Imagen



EL CORAZÓN DE UNA MUJER

El corazón de una mujer sale con el amanecer,
como un ave solitaria, en blando vuelo, con impaciencia,
lejos sobre las torres y los valles de la vida vaga
para suscitar esos ecos que el corazón llama hogar.

El corazón de una mujer vuelve con la noche,
y entra en alguna extraña jaula de esponsales,
y trata de olvidar que soñó con las estrellas,
mientras se rompe, se rompe, se rompe contra los barrotes que la amparan.



Georgia Douglas Johnson.

Varios Autores. Yo también soy América. Ediciones Grifo, Buenos Aires, 1944.

Traducción de Marcos Fingerit.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.