Dibujo de BEGOÑA CASÁÑEZ CLEMENTE

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

sábado, 21 de enero de 2017

Poesía Norteamericana (5): Alice Dunbar Nelson:




Sitio Web de la Imagen



SONETO

Yo no había pensado últimamente en violetas,
De esa especie selvática y tímida que brota bajo tus pies
En los ansiosos días de abril, cuando los amantes se unen
Y vagan a través de las campiñas en dulces embelesos.
Pensar en violetas era pensar en florerías,
Y lazos y algileres y bellos papeles perfumados;
Y luces llamativas, y afectados pequeños pisaverdes
Y cabarets y cantos, y vinos mortales.
Tan lejos de las dulces cosas reales se había extraviado mi pensamiento,
Que olvidé las anchas campiñas, y las serenas corrientes umbrías;
La perfecta hermosura que Dios ha creado,
Las selváticas violetas tímidas, y los sueños elevándose al cielo
Y ahora, sin saberlo, me has hecho soñar
En violetas, y en la luz olvidada de mi alma.



Alice Dunbar Nelson.

Varios Autores. Yo también soy América. Ediciones Grifo, Buenos Aires, 1944.

Traducción de Marcos Fingerit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.