Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 26 de enero de 2017

Poesía Norteamericana (11): Langston Hughes:




Sitio Web de la Imagen



BLUES

Mi vida es nada
Más que un montón Dios sabe de qué;
He dicho que mi vida es nada
Más que un montón Dios sabe de qué,
Justamente una cosa tras otra,
Agregada a todos los tedios.

Cuando te encontré
Pensé que tenía un niño, un ángel;
Cuando te encontré
Pensé que tenía un niño, un ángel,
Pero eras un diablo,
Casi me vuelvo loco.

Dime, dime
Lo que hace del amor pena semejante;
Dime, dime
Lo que hace del amor pena semejante.
Nos domina y quiebra
Pero debemos nuevamente amar.



Langston Hughes.

Varios Autores. Yo también soy América. Ediciones Grifo, Buenos Aires, 1944.

Traducción de Marcos Fingerit.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.