Dibujo de BEGOÑA CASÁÑEZ CLEMENTE

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

lunes, 31 de octubre de 2016

Kim Newman: Siempre devoramos a quien amamos:


Aunque este poema ya lo posteé en este mismo blog, me apetece volver a hacerlo pero subiendo la ilustración que le acompaña en Now We Are Sick, antología muy adecuada para una noche de Halloween:




Ilustración de Irene León Guijarro.


Now we are sick, Una antología de versos espantosos. 23 Escalones, 2011. 

Traducción de Manuel Díaz Noda y María del Sagrario Hernández.

Alejandro Fernández "Jandro Dq": Comprender el aullido (y 3):




CONTEMPLACIÓN

Te vi
con tus brillantes zapatos
negros
de charol
impasible
líquida
en la gélida mañana de Diciembre.
Me basta
observar tus pies
moviéndose
acompasados
entre la creciente tempestad
del bullicio.







SINCRONICIDAD

Abrazabas el espacio
con tu sonrisa
clara
en calma
que brotaba
como el agua
de la nada
y se hacía caudalosa
según discurrían las horas
y una combinación
casi perfecta
de olores, tonalidades,
brisa y vida
ennoblecía
las sombras y el espacio
de tu presencia.
Y si llegas y me abrazas
a mí también
rebosante de otra esperanza
y otra certeza
será como entrar en casa
sabiendo que alguien
ocupa el hueco de mi ausencia.



Alejandro Fernández "Jandro Dq". Comprender el aullido. Bajamar Editores, 2016.

Poesía Nórdica (149): Inger Christensen (1):




Si estoy de pie
sola en la nieve
es lógico
que yo sea un reloj

¿cómo iba si no la eternidad
a encontrar su camino?




Sitio Web de la Imagen



Estoy sentada en la ramita de mi sensatez
serrando, serrando con una tosca sierra oxidada
juguete escondido de mi infancia

sierro sierro se acerca el invierno
apresuraos apresuraos manos ansiosas
arrojadme arrojadme a mí mismo



Inger Christensen.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.








domingo, 30 de octubre de 2016

Sia: Elastic Heart feat: Shia LaBeouf & Maddie Ziegler: Official Video:





Francisco Heriberto Porras Montoya: Futuro:






FUTURO

el tiempo ha pasado
no eres un niño
22 años, tan rápido
ya el tiempo de soñar se ha ido lejos
parece haber quedado en el patio
con los trompos y las cometas
los muñequitos del dinosaurio barny y los cuentos de los hermanos grimm
la realidad te ha cogido por el cuello y te está ahorcando
la plata, la violencia, el trabajo, la traición, la calle
pero no es el momento de dejar los sueños
es el momento de traerlos a la realidad.



Francisco Heriberto Porras Montoya. Poema inédito.



Poesía Nórdica (148): Poul Borum:



PASA UN TREN

Pasa un tren
suena un silbido
deténte deténte gritan los árboles
pero no sirve de nada
pasa un tren
muere un sonido
deténte grita la vida
nosotros ya estamos lejos




Sitio Web de la Imagen



CONTRA LA PARED

Si no sabes lo que se avecina,
es la oscuridad lo que se avecina.
Es la oscuridad y la oscuridad es esa pared
a la que estás pegado y a la que susurras.
Y si no sabes quién está escuchando,
son otros hombres los que escuchan;
están tumbados escuchando al otro lado del muro
convenciéndose mutuamente de que están dormidos.
Si no comprendes de dónde viene tu soledad,
viene de otros hombres.
Muerte y calma, te deseas muerte y calma,
pero tú no sabes lo que está pasando,
y recibes todo en un susurro
de los de allí dentro,
y en todo caso lo que recibes no es muerte ni calma.
Si no sabes cuál es el sentido de tu vida
ése es el sentido.



Poul Borum.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

sábado, 29 de octubre de 2016

Poesía Nórdica (147): Klaus Rifbjerg (y 3):





Sitio Web de la Imagen



DUCHAMP

Si se quita el tapón
de la bañera del arte

el agua desaparece
pero la bañera queda

hermoso
hermoso



Klaus Rifbjerg

Varios Autores. Afinidades afectivas. Libros del Innombrable, 2002.

Traducción de Francisco J. Uriz.



Poesía Nórdica (148): Klaus Rifbjerg (2):




NIEVE RECIÉN CAÍDA

Te vas a casa después de la fiesta
como de costumbre
te acompaño en tu camino.

Cuando el autobús se ha ido
queda la huella de tus zapatos
en la nieve recién caída sobre la plaza.

Recorro el contorno
con mis labios
y empieza a llover.




Sitio Web de la Imagen



JUNTO AL CRISTAL

Claro que estoy junto al cristal, amor mío
también hoy a las once de este día
en que la lluvia y una bruma gris
envuelven la ciudad como si nada
claro que estoy aquí como lo estoy
a otras horas del día
para estar contigo, amor mío
a este lado del cristal
mientras veo tu rostro tan solemne y lejano
como si ya no estuvieses allí
claro que estoy contigo y con las manos entrelazadas
mientras la humedad penetra en la ciudad desde el mar
y todo es gris y está húmedo y yo oigo correr
el agua por la tubería de desagüe
estoy aquí, amor mío, junto al cristal rezando por ti
como lo he hecho a otras horas del día
pero sobre todo ahora cuando el barco hace sonar fuera la sirena
y la sirena se oye de vez en cuando
así es que estoy allí claro te miro a ti
intento determinar con la mirada si eres tú
agarrarme a lo que fue una vez pero ya
resbala y sigue deslizándose y se vuelve a llenar
como la propia niebla ahora a las once en una primavera
que nunca lo será en una estación que no quiere transformarse
en un siglo en el que la muerte llega a las once
o a la una por unos tubos delicados
introducidos por la nariz y transmitidos en verdes curvas
estoy contigo, amor mío
junto al cristal donde yo tengo que estar
estoy aquí a la una y a las once a las tres y a las cuatro
a las cinco y a las ocho cada día cada último día
mientras la niebla va entrando desde el mar y los ancianos
tienen que bajar del autobús porque no pueden comprender
que su bonobús porque no pueden comprender mientras yo
comprendo
o digo completamente mudo que comprendo
que en este mar de brumas bajo la presión de instrumentos
al compás de una sirena lejana tú te alejas
por entre las islas tú ya te has ido
pero esperas un poco todavía tal vez hasta la una tal vez
hasta las ocho para que yo comprenda de verdad junto al cristal
amor mío que ahora estoy solo.



Klaus Rifbjerg.

Varios Autores. Fuego en la piedra. Editorial Lumen, 2001.

Traducción de Francisco J. Uriz.



Poesía Nórdica (146): Klaus Rifbjerg (1):





Sitio Web de la Imagen



BAJO EL SAUCE

Volvimos a encontrarnos bajo el sauce
una de esas inexplicables mañanas estivales
con trino de mirlos
en todos los tejados.

Estábamos cogidos de la mano
jurándonos a nosotros mismos
que aquello era inolvidable,
el balanceo colgante de las ramas
y los pájaros.

Hablamos de la luz de Dinamarca
y tú seguías los tejados con el dedo.
Los detuviste en el punto
de la silueta lanuda del mirlo.

Medimos nuestra vida con la de los pájaros.
Luego nos callamos
y mientras entrábamos sentí
con una certeza dulcemente envidiosa
que cantarían
también cuando
hubiéramos desaparecido.



Klaus Rifbjerg.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

viernes, 28 de octubre de 2016

Vicente Muñoz Álvarez: Gas (y 8):



ACID RAIN

este tiempo
y los viejos tiempos
a caballo voy


SED DE CENIZA

bajo el volcán
ebrio de alcohol
sed de ceniza






GASOLINA

volver a empezar
a los cuarenta y nueve
pon gasolina


ORDALÍA

el infierno
existe dentro de ti
agua o fuego



Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016.




Alejandro Fernández "Jandro Dq": Comprender el aullido (2):







SOLEDAD

Y pasa el tiempo, pausadamente,
sobre nuestros días. Respiras.
Me dices que busque consuelo
entre los recuerdos muertos
que habitan en cajas de lata hacinadas
en algún rincón perdido del desván.
Apagas la vela que enciende la noche
y me vuelvo sobre la copa y, entre tanto, olvido
y bebo tragos infinitos de ese amargo licor sin hielo

al que llamáis
soledad.



Alejandro Fernández "Jandro Dq". Comprender el aullido. Bajamar Editores, 2016.

Poesía Nórdica (145): Uffe Harder:





Sitio Web de la Imagen



HUESOS DE FRUTA

En el cajón
dos huesos
uno negro
y otro marrón
¿qué más?
nada más sólido
que dos huesos duros
que un día
desaparecerán
o tirarás por la ventana
después de lo cual
acaso nazca algo
sin relación alguna
contigo.



Uffe Harder. 

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

jueves, 27 de octubre de 2016

Fuera de la ley (1):







        Historia del Xato Pintó: los tatuajes se han puesto de moda entre la gente maleante y algunos snobs de la buena sociedad:
           "Yo nací en la calle de Ramelleres -nos dice el artista de los tatuajes-. Sí, soy hijo del torno. Yo nací en la calle Ramelleres y no sé quién es mi padre, ni quién es mi madre, ni lo sabré nunca. Diez y ocho años estuve entre las paredes de la calle Ramilletes y del Hospicio. Pasé luego de voluntario al Ejército, en donde llegué a cabo y de donde me marché para entrar de dependiente en una casa de comercio de la Plaza de Palacio. Pero me cansé. Yo quería correr mundo y eché por la carretera camino de Marsella. En el puerto de Marsella me conocían y me llamaban l`Espagne. Iba a pedir trabajo al muelle y cuando lo habían me gritaban: "Eh, l`Espagne a travailler!". Pero yo estaba harto de trabajar en el muelle de Marsella. Para eso no tenía que haberme movido de Barcelona. Un día, llegó un barco alemán a puerto. Esto ocurría poco antes de la guerra. De polizón me metí en la bodega del barco y al cabo de cuatro días de navegación me presenté al capitán. Yo solo hablaba español y el capitán del barco no hablaba ni francés. En cuanto me vio me dio una patada en el estómago que me echó a rodar por los suelos. Creyóse que yo era francés. Después hicieron conmigo lo que hacen en todos los barcos cuando encuentran a un viajero gratuito como yo, enviarle a la cocina para que coma, porque comprenden que en algunos días no habré probado bocado y hacerle pelar patatas o trabajar limpiando el barco. Cuando llegamos a Tánger me dejaron en él. Pasé algunos años de mi vida en Artelia, en donde me aficioné al dibujo y aprendí el tatuaje artístico (...)



Francisco Madrid.

Varios Autores. Fuera de la ley. La Felguera Editores, septiembre 2016.


Nota de David González: Este libro más que libro es una enciclopedia sobre los bajos fondos en España en el período de 1900 a 1923. Incluye un cuaderno de fichas policiales de antes de que se tomaran huellas dactilares. Yo me lo autoregalé para mi cumpleaños. Me interesaba el diccionario criminal que también se incluye. Solo por esto último ya merece la pena hacerse con este libro de más de 500 páginas que, además, está a un precio de 22 euros. En resumen: una jodida maravilla.


Vicente Muñoz Álvarez: Gas (7):



PIEDRAS


están ahí

las palabras

como piedras
en el camino

sueltas
no son nada

juntas
son tu destino






ÁNGEL O DIABLO


un día ángel
otro diablo

ahora héroe
luego villanoo

hoy amado
y mañana no

como
las estaciones
el amor llega
y se agosta
y pasa

pasa

cambian
los puntos de encaje

en el corazón



Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016.



Poesía Nórdica (144): Benny Andersen (2):




Sitio Web de la Imagen



LA FELICIDAD

Tiene algo especial la felicidad
uno se puede poner muy alegre
cuando se la encuentra
pero también abatido
te quedas quieto un momento
avanzas cautelosamente de puntillas
como por un campo de minas
y cada vez que pones el pie en el suelo
sin saltar en pedazos por los aires
te olvidas de gozar de la felicidad
o de ponerte de mal humor por no saber
cuánto tiempo va a durar
así que cuando la adversidad finalmente llega
es una liberación
como si hubieses encontrado un refugio
es una lástima
porque tiene algo especial la felicidad
que por lo demás uno nunca encuentra
tal vez ahí esté el error
que se sabe demasiado poco de ella
se la debería estudiar un poco más
creo que es cuestión de entrenamiento.



Benny Andersen.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Víctor Hugo Viscarra: Borracho estaba, pero me acuerdo (1):







         Nací viejo.
        Mi vida ha sido un tránsito brusco de la niñez a la vejez, sin términos medios. No tuve tiempo de ser niño. Hay una pelota nuevita, guardada en algún rincón de mis recuerdos. Lo más lógico ha de ser que yo sea un verdadero niño cuando me llegue la vejez. Para ellaa, es cierto, uno tiene tiempo de sobra. Presumo que ha de ser a los cuarenta y nueve años, pues si llego a los cincuenta me suicido. Nacionalizo una pistola y me pego un tiro.
        Hablar de mi niñez, si vamos a llamarla así, es muy fregado. Quisiera olvidar ese período, pero es imposible. No tengo nada grato que recordar y los hombres que recuerdan con tristeza su infancia -no porque se les haya ido sino porque "han sufrido mucho en ella- nunca más podrán ser felices.
      ¿Dónde andará, por qué caminos se extravió el niño que fui? Si es cierto eso de que en cada hombre hay un niño, el que habita en mí debe ser muy triste.



Víctor Hugo Viscarra. Borracho estaba, pero me acuerdo. Mono Azul Editora, 2006. Prólogo de Ismael Filgueira. Fotografía de cubierta: Rodrigo Vargas.

Dennis Ávila: La infancia es una película de culto (y 3):







LA INFANCIA ES UNA PELÍCULA DE CULTO


I

Converso con el hombre que siempre va conmigo,
sentenció Machado,
y en mi interior camina un niño
que explora los colores del mundo.

Él es el personaje y yo la trama.

En su imaginación veo a los héroes
que soñó en mis pasos.


II

Mi lluvia baña el campito
que nos robó una constructora;
cierro los ojos
y aún no cae el muro
que nos partió en dos.

Al final de los diluvios
él recibe un casting de arcoiris.

Yo busco los míos
en la programación vacía del televisor.


III

Un niño
toma prestadas mis palabras.
A cambio recibo su forma de mirar.

Lanzamos una moneda
y nuestra vida
resplandece
detenida en el aire.


IV

Cosecho mis raíces
en sus árboles frutales
y busco en mis paredes
las pinturas que amaron
las niñas de su barrio.

Él abandonó los pinceles
por la poesía.

Yo, no lo puede evitar.


V

Camino y él sufre por nuestra  madre:
el miedo
en cada uno de sus pasos,
los días lentos hacia la felicidad.

Se frustra
porque no tiene mi espalda
para echar un hombro
a nuestro padre
por tantas cosas encima.


VI

Sus guerras
fueron peleas
con soldaditos de plástico.

Las mías,
estas manos atadas.


VII

La infancia es una película de culto
y volveremos a ella
toda la vida.



Dennis Ávila. La infancia es una película de culto. Ediciones Perro Azul, 2016.


Poesía Nórdica (143): Benny Andersen (1):




Sitio Web de la Imagen



EL TIEMPO

Tenemos doce relojes en casa
y sin embargo nunca tenemos tiempo
Entras en la cocina
a por el cacao para tu hijo pequeño
y cuando vuelves
ya es demasiado mayor para el cacao
exige cerveza tías revolución
Tienes que sacarle el máximo al tiempo mientras lo tengas
Tu hija regresa de la escuela
sale a la calle a jugar a la rayuela
vuelve a entrar poco después
y te pide que cuides de su hijita
mientras ella y su marido van al teatro
y mientras están en el teatro
la niña aprueba con cierta dificultad
el examen de estado
Tienes que sacarle el máximo jugo al tiempo mientras lo tengas
Haces unas fotos a tu, hasta ese momento, joven esposa
con un pañuelo de gitana rojo
pero antes de que hayan sido reveladas
ella anuncia que pronto
llegará la hora de su jubilación
despertando así suavemente la viuda que lleva dentro
Te gustaría sacarle el máximo al tiempo
pero se te escapa todo el tiempo
dónde está ahora qué se hizo de él
estuvo allí alguna vez
no lo habrás malgastado demasiado tiempo
perdiéndolo
Tienes que sacarle todo el jugo posible al tiempo
deambulando un cierto tiempo sin hora ni meta
para cuando llegue el momento
telefonear a casa y oír:
"Ha llamado al 95 94 93 92
Telefónica le informa de que en la actualidad
no hay ningún abonado con dicha numeración."
                                                         Click



Benny Andersen.

Varios Autores. Afinidades afectivas. Libros del Innombrable, 2002.

Traducción de Francisco J. Uriz.

martes, 25 de octubre de 2016

Vicente Muñoz Álvarez: Gas (6):






CASTAS

sentado
en la furgoneta
esperando a que un cliente
abra la tienda

observo a la gente
pasar

ricos
paseando a sus perros
y pobres
pidiendo monedas

mientras
yo

más lejos cada vez
de los ricos

más cerca cada vez
de los pobres

espero a que el amo
me compre

espero a que el amo
me atienda



Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016.


Alejandro Fernández "Jandro Dq": Comprender el aullido (1):



LUNARES

Sé que de tus ojos
parte el camino hacia la libertad. Lo sé.
Y naufragaré, si tú me lo permites,
en cualquiera de esas islas
que forman un archipiélago
desordenadamente
en el eterno océano de tu espalda.







ALBOR

Me gusta el aroma del calor
en las noches de febrero
cuando en la calle todo es mentira
y sólo en ti reside la esencia de los días.
Me gusta el sabor del hielo
cuando congela el vértigo
y todo es magma de vida en ebullición.
Exijo más noches como esta;
para buscar calor en los abrazos ajenos,
para fundir mi piel con la tuya
y que derrames toda tu sinceridad
sobre mi cuerpo.



Alejandro Fernández "Jandro Dq". Comprender el aullido. Bajamar Editores, 2016. Prólogo de Pablo Bedia Sanjurjo. Diseño Portada: Marta Vázquez.

Poesía Nórdica (142): Jorgen Gustava Brandt:




Sitio Web de la Imagen



DE LA NADA VIENES

De la nada vienes andando
como en un sueño
de la nada vienes
andando suavemente

de la oscuridad surges
como una sombra de luz

no del sol, no
de la noche de las lámparas
sino de la nada, andando suavemente



Jorgen Gustava Brandt.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.


lunes, 24 de octubre de 2016

Dennis Ávila: La infancia es una película de culto (2):







MUTACIÓN

Los poetas no se van:
su destino es un grillo
que raspa las paredes de la noche.

Al abandonar un país
creen dejar su infancia,
y lo que sigue
son pasos de niño sobre el mundo.

Alguien les niega un algodón de azúcar,
y no hay nada más triste
que la luz extinguida de un poeta
veinte años después
frente a un juego mecánico.

Inclinan la balanza
por un lugar del camino
y cada regreso
es un volver mamífero.

Su maquinaria de hormigas
abre un sendero de hojas.

Los poetas son árboles en fuga
queriendo echar raíces
en un planeta propio.



Dennis Ávila. La infancia es una película de culto. Ediciones Perro Azul, 2016.

Vicente Muñoz Álvarez: Gas (5):






DOMINIO

la hoguera
de las vanidades
de la literatura

sus trampas
sus dominios
sus traiciones
sus deserciones
sus chantajes
sus servidumbres
su herrumbre
su podredumbre
sus capillas
sus zancadillas
sus cárceles
sus censores
sus veredictos
sus dictadores

por eso mejor
la trinchera



Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016.



Poesía Nórdica (141): Per Hojholt:





Sitio Web de la Imagen



LA PERSONA JUNTO A LA RAÍZ

Algunos árboles crecen más adentro del cielo que otros
sin por ello llenarse de ángeles.

Luego pensativa fija la mirada en un fresno alto:
Aunque todas estas aladas simientes se apiñasen

en torno a la misma cuestión que clama al cielo: ¿Por qué
tenemos que morir al fin? la respuesta sería: Árbol maderable.

Nuevos mangos de hacha.



Per Hojholt.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.



lunes, 17 de octubre de 2016

Poesía Nórdica (140): Frank Jaeger:




Sitio Web de la Imagen


PARA UNA AMIGA SENSITIVA

Atravieso la oscuridad para
dar un cálido y fuerte buenos días a tus
manos.
En lo más íntimo de mi pensamiento están
todas las cosas buenas, como luces
que arden.

Durante muchos, demasiados años, han sido
bombeadas palabras malvads por mis
venas.
Palabra que pronuncié en aquel tiempo con un
corazón endulzado por tus
lágrimas.

Todas las buenas palabras y todo ese
silencio, tan hermosos, lo guardo en
un escondite.
Y siento un violento anhelo de
buenas palabras y silencio en tu
voz.

En lo más íntimo de mi pensamiento reside
el júbilo como un niño con dientes
blancos.
Corro a través de la oscuridad para dar
un fuerte buenos días a tus
manos.



Frank Jaeger.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.


domingo, 16 de octubre de 2016

Poesía Nórdica (139): Ivan Malinowski (y 2):








CRÍTICA DE LA DISTRACCIÓN

Ls crímenes de Estados Unidos, por ejemplo, contra Indochina
Los conocen casi todos. Pero cuando yo mañana
Lea que se teme que hayan muertos cien personas
En las inundaciones del Missouri, me alegraré
Antes de tener tiempo a reflexionar. Esta brutalización
Que clama al cielo, es el crimen que Estados Unidos
Ha cometido contra mí.



Ivan Malinowski.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

Poesía Nórdica (138): Ivan Malinowski (1):




Sitio Web de la Imagen



POEMA ABIERTO A NUESTRO SEÑOR DIOS

Padre nuestro
Que estás en los cielos
Aquí ya has hecho
Más que suficiente
No te reprocho
Las Cruzadas de la Inquisición
Los campos de concentración
Ni el terror de los justos en Brande
Que yo sepa no te has hecho
portavoz de
Impotencia frigidez
O recomendado públicamente
True Horrors o Reader´s Digest
No creo que quisieses reconocer
Tus iglesias de campaña motorizadas
O las cámaras de gas rodantes
Pero yo te acuso
De ser la verdadera causa
De toda esta miseria
Te acuso
A ti estúpido
De haber dividido como una guillotina
Como un gigantesco cuchillo de matarife
Un mundo unánime
De haber azuzado el bien contra el mal y el mal contra el bien
Separado la cabeza del cuerpo
Sacado la luz de las tinieblas cerniéndola
Como un avaro que lava arenas de oro
Desterrando la noche como por miedo
E imposibilitando una coexistencia pacífica
Te acuso por tanto
Como con miedo
De haber consagrado el principio de la lucha
En el Estado en la cama
En guerra y en paz
Tú has roto todos los puentes
Tú has traído hostilidad a la tierra
Tú no has creado el mundo
Tú lo has devastado
Yo te acuso de éste
El más terribles de tus errores
Esta implacable separación
Este profundo corte que sangra en el universo
Sí padre nuestro
Tú que estás en los cielos
Quédate ahí arriba
Nosotros nos quedamos aquí
Y trataremos de comenzar de nuevo



Ivan Malinowski.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

Poesía Nórdica (137): Jorgen Sonne:





Sitio Web de la Imagen



CANTATA DE CÁMARA, PIANISSIMO

Cuando tú y yo
nos desnudamos
y yo me coloco pegado a ti,
sigilosamente

(hay una patrona junto a tu habitación alquilada;
el mundo es todo oídos pegados a la pared.)

comenzamos, sosegadamente, largo rato,
sobre una cama paciente y sigilosa,
nuestro balanceo común,
con gemidos retenidos sin aliento
en esta resbaladiza confluencia
de las ramas más cálidas y hermosas de nuestros cuerpos,
mientras el espacio dibuja una concha negra en torno a nosotros
rozándonos la espalda, los costados
y la piel que queríamos tocar,
ahora replegada, respirando

ya no somos dos
sólo un fruto
que Nadie puede oír
crecer.



Jorgen Sonne.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.




Joaquín Cortés: Calé:









sábado, 15 de octubre de 2016

Bob Dylan: Una fuerte lluvia va a caer:



Tengo cantidad de antologías de poesía norteamericana. Cantidad. Tanto en castellano como en inglés.  Y esta es de las pocas que incluyen a Bob Dylan, flamante ganador del Premio Nobel. Un premio inaugurado con la intención de lavar la conciencia de Alfred Nobel, dinamitero confeso. Así que, en principio, a mi modo de ver las cosas, aceptar dicho premio tiene poco o nada que ver con la Cultura. Aceptar dicho premio, además, cuando no se lo han dado a escritores que en verdad han cambiado el curso de la literatura, me parece un acto de arrogancia y soberbia como hay pocos. Pero, como siempre digo: cada uno que haga con su vida lo que le de la gana, que para eso es suya. En fin, te dejo con el poema de Bob Dylan:







UNA FUERTE LLUVIA VA A CAER

        ¿Dónde has estado mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿Dónde has estado mi pequeño
        querido?
He tropezado en el costado de doce
        montañas nubladas
He caminado y gateado en seis
        autopistas inclinadas
Me he parado en medio de siete
        forestas tristes
He estado afuera de frente a una docena
        de océanos muertos
He estado diez mil millas en la boca
        de una tumba
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.

        ¿Qué has visto mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿Qué has visto mi pequeño
        querido?
Vi un niño recién nacido con lobos salvajes
        a su alrededor;
Vi una carretera de oro sin nadie
        en ella
Vi una rama negra con sangre
        que seguía cayendo
Vi un cuarto llenoo de hombres
        con martillos ensangrentados
Vi una blanca escala toda cubierta
        de agua
Vi diez mil conversaciones con las lenguas
        todas rotas
Vi revólveres y espadas filosas en las manos
        de pequeñuelos
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer

        ¿Qué escuchaste mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿Qué escuchaste mi pequeño
        querido?
Escuché el sonido de relámpago
        que bramaba advertencias
Escuché el rugido de una ola capaz
        de inundar al mundo entero
Escuché a cien tam-tams cuyas manos
        estaban incendiadas
Escuché a diez mil murmurando
        y nadie escuchaba
Escuché a una persona morir de hambre
        y a muchos reírse
Escuché la canción de un poeta que murió
        en el arroyo
Escuché los sonidos de un payaso que lloraba
        en el callejón
Escuché el sonido de una persona que clamaba
        ser humano
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.

        ¿A quién encontraste mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿A quién encontraste mi pequeño
         querido?

Encontré a un chico al lado un pony muerto
Encontré a un blanco arrastrando a un perro negro
Encontré a una joven cuyo cuerpo se quemaba
Encontré a un joven que estaba herido de amor
Encontré otro hombre herido de odio
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.

         ¿Qué harás ahora mi hijo
         de los ojos azules?
         ¿Qué harás ahora mi pequeño
         querido?
Me voy afuera antes que la lluvia
         comience a caer
Caminaré hacia las profundidades de la foresta
         oscura más profunda
Donde la gente es numerosa y sus manos
         están vacías
Donde las píldoras de veneno están inundando
         sus aguas
Donde la casa del valle encuentra
         la prisión húmeda y sucia
Donde el rostro del verdugo está siempre
         bien escondido
Donde el hambre es feo, donde las almas
         son olvidadas
Donde el color es negro, donde nada
         es el número
Y yo diré y lo hablaré y lo pensaré
         y lo respiraré
Y lo reflejaré desde la montaña para que todas
         las almas lo puedan ver
Entonces me pararé sobre el océano hasta
         empezar a hundirme
Pero sabré bien mi canción antes de empezar
         a cantar
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.



Bob Dylan.

Varios Autores. Nueva Poesía U.S.A. Ediciones de La Flor, 1970.

Traducción de Marcelo Covián.



Óscar Zeta Alonso: Autobiografía de un búfalo pardo (y 3):




CINCO O SEIS DÍAS de drogas y alcohol sin pegar ojo dejan a cualquiera sin fuelle. Al cabo de un cierto tiempo, comienzas a experimentar un hormigueo constante en los tobillos y un zumbido de mosquitos en los muslos. Sientes las muñecas como de puré de patata y la nuca se te transforma en un avispero. Las manos te tiemblan como medio kilo de hígado sobre el mostrador de un carnicero. No importa la temperatura ambiente ni la ropa que lleves. El cuerpo alterna entre escalofríos que te parten la espalda y sofocones que se te concentran en las sienes y en las orejas.








UNA LLUVIA heladora envolvía mi ciudad natl cuando me bajé del Greyhounds en el centro de El Paso. Cargaba con una maleta marrón llena de ropa usada que había ido comprando en distintas tiendas de segunda mano del suroeste, una cámara de fotos Argus C-4 negra, mi clarinete Conn en si bemol y ciento cincuenta dólares. Metí todas mis cosas en una taquilla de la terminal por treinta y cinco centavos y me zambullí de cabeza en la noche con una camisa Pendleton azul, un pantalón de lana verde y unas botas Tony Lama marrones perfectamente lustradas.
Azuzado por un viento gélido recorrí el barrio de mi infancia. No estaba más que a un tiro de piedra de la frontera. Tranvías eléctricos herrumbrosos y rechinantes, restaurantes mexicanos y bares que atronaban música norteña sobre las aceras destrozadas y abarrotadas, rebosantes de rostros morenos, cabellos negros y ese vetusto aire de paciencia que siempre había visto reflejado en los rostros de los indios de las montañas de Durango. Vi mexicanos con paquetes marrones, bolsas de papel repletas de comestibles y bolsas de compra de paja trenzada de color verde, marrón y rojo. Esperaban al tranvía con el mandado en la mano.



Óscar Zeta Alonso. Autobiografía de un búfalo pardo. Dirty Works, Junio 2016.

Traducción de Javier Lucini.



Poesía Nórdica (136): Erik Knudsen (y 2):






Sitio Web de la Imagen



DÍA DE ABRIL, PARA LISE

He limpiado el cuarto de estar y
he arreglado los arriates
Tú has trabajado en tu libro
Ahora estás cocinando
M.A. ha telefoneado. Me alegra
transmitirte sus saludos
Habló de lo importante que es
decir una palabra amable a destiempo.



Erik Knudsen.

Varios Autores. Afinidades afectivas. Libros del Innombrable, 2002.

Traducción de Francisco J. Uriz.

viernes, 14 de octubre de 2016

Gabriel Oca Fidalgo: Una novela quinqui (y 3):









ASÍ pasaron las horas. Demasiado jóvenes para ese jaleo, pero con todos los efectos secundarios del prospecto. Los chavales eran fieles devotos del caballo y tenían un concepto del tiempo que no cuadra en tus baremos. El tiempo no era ni corto ni largo, ni templado ni frío, ni alegre ni aburrido. El tiempo colgaba de un gancho y ellos estaban metidos en el saco, un tiempo que funciona con una lógica cartesiana... como el pajarito de palo que permanece encerrado en el reloj de cuco: la maquinaria marcha con una precisión matemática, cuando toca te escupe fuera y tú tienes que hacer el ¡cu-cú! quieras o no quieras. Son las reglas del juego y si no las cumples ya sabes lo que te espera. Otros adoran a Satán, le dan los ahorros al Opus, se compran la pandereta del Hare Krishna o se lanzan en parapente. Ellos en cambio Adoraban La Heroína, y cuando estás en esa timba ya no importa cómo vaya la partida mientras tengas el caballo que alimenta tu sentencia. Eran las reglas del juego, la lección era igual para todos y aprendías la letra con sangre. Necesitaban el caballo si no querían que el tiempo fuese un infierno, necesitaban la aguja para desconectarlo. Entonces el tiempo podía pasar como quisiera, en lunes o en viernes, en domingo o en jueveres, vestido de primavera o travestido de carnavales, podía pasar con sol o con nieve, con bajas presiones o chubascos dispersos, cargado de fiestas o sembrado de entierros. El tiempo podía pasar como quisiese porque estaban vacunados y no les afectaba el encierro.



Gabriel Oca Fidalgo. Una novela quinqui. Ediciones Lupercalia, 2016.



Dennis Ávila: La infancia es una película de culto (1):



II

Luego de ser minero
mi abuelo paterno
cuidó un colegio por treinta años.

Cuando dormía se convertía en perro
para que los alumnos
no se atreviesen a saltar
el muro que protegía sus exámenes.

El día de su muerte
un brujo bajó de las montañas
y abrió su boca
para tragar los poderes
del hombre
más sencillo del mundo.







IV

No conocí a mi otro abuelo;
fue asesinado
en mil novecientos setenta y seis.

Matarlo fue la única forma
de callar su revolución.

Hombre visionario,
fundó la escuela
y el centro de salud en su comunidad.

La autopsia a su Ford
reveló ochenta perforaciones de bala:
solo una le tocó el corazón.

Aunque no pudo abrazarnos
es el abuelo de treinta y siete nietos,
árbol ancho y grueso
en el que caben todas nuestras sombras.



Dennis Ávila. La infancia es una película de culto. Ediciones Perro Azul, Julio 2016. Prólogo de Fabricio Estrada. Diseño de portada: Carlos Aguilar Q.

Poesía Nórdica (135): Erik Knudsen (1):




¿HACEMOS UNA VISITA?

¿Hacemos una visita
al mercado de las ideas
para asegurarnos un par de opiniones
para el resto de la semana?

(Han empezado ya las grandes rebajas.
Por cuatro perras
se pueden conseguir verdades de primera
y maduras convicciones.)

¿O nos sentamos
en la terraza de un café
y ahogamos nuestras dudas
con unas cervezas bien frías?




Sitio Web de la Imagen



TODAVÍA NO

Fraternidad, justicia
Sí claro: palabras de calefacción central
Sueño y esperanza
Las perdemos de un tirón
Lo mismo que los dientes de oro y los anillos
Cuando nos preparen
Para la cámara de gas

Oh ilusión
Quebradiza como yo
Cógeme de la mano, ahora somos dos
Ven, vamos a llamar a los demás
Todavía no ha alcanzado la muerte
La victoria definitiva.



Erik Knudsen.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.




jueves, 13 de octubre de 2016

Vicente Muñoz Álvarez: Gas (4):



TANTO POR NADA

Tantas palabras tantas banderas tantos genios
tantos disfraces tantos fusiles tantos muertos
tantos engaños tantas mentiras tantos necios
tantas promesas tanta esperanza tanto esfuerzo

tantas ganas de estallar.







ARTE DE LA ENSOÑACIÓN

Vivir como sólo quien sabe ser libre puede hacerlo

consumir el tiempo las horas los minutos
embriagado hasta lo más profundo por la vida

ser siempre distinto
y evitar en lo posible el tedio

dar cada nuevo día un sentido pleno
y magnífico a las cosas
y seguir las pulsiones frenéticas del corazón

mirar solamente al cielo cuando esplenda

dejar de ser tan tremendista

esforzarse en el arte ambiguo de la entonación.



Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016.


Óscar Zeta Acosta: Autobiografía de un búfalo pardo (2):








PISÉ A FONDO el acelerador y mi coche salió dispardo hacia la oscuridad de Los Ángeles. Me salté las señales de stop y giré a toda pastilla en las esquinas con el Ford pisándome los talones. Después de quince minutos de persecución a toda velocidad me topé con un grupo de policías en moto plantados en mitad de la carretera. Era una barrera. Frené en seco, salté y corrí hacia los cerdos de cuero y casco.
- Oficial, me persiguen unos hombres...
¡Pum! Directo en la jeta. Protesté, pero me metieron una paliza de tres pares de cojones. Intenté plantarles cara, pero la bebida y el peso de los cuatro cerdos gigantescos pudieron conmigo. Al durmió durante todo el episodio. No volvería a verle hasta un mes más tarde, cuando libré mi primera batalla en los tribunales. No tenía dinero para pagarme un abogado pero me negué a aceptar uno de oficio e insistí en encargarme yo mismo de mi propia defensa. Después de que tres jueces distintos tratasen de disuadirme de ir a juicio, al final llevé el caso ante el jurado y gané. Al jurado compuesto solo por mujeres le conté que había estado bebiendo, pero que no estaba, ni mucho menos, perjudicado. Expuse las circunstancias: que había ido en busca de mi amigo Al porque su mujer embarazada me había pedido que lo llevase a casa antes de que se gastase todo su sueldo; que solo me había tomado un par de cervezas para engatusarlo y lograr que volviese con su familia, y que cuando el hombre del Ford del 54 sin matrícula me dijo que me detuviera: "Pensé que era un gángster... porque ¿saben, señoras?, yo soy de Riverbank".



Òscar Zeta Alonso. Autobiogrfía de un búfalo pardo. Dirty Works, Junio 2016.

Traducción de Javier Lucini.

Poesía Nórdica (134): Ole Wivel:





Sitio Web de la Imagen



EL INDIFERENCIADO

Grítale, Job,
apestado en la sombra de la muerte,
deshonrado
por ese déspota que se jacta
del rinoceronte y del cinturón de Orión.
Grítale antes de
rendirte,
al indiferenciado dios-tigre
que desoye el grito del niño
en llamas.

No fuimos nosotros, viejo
fanfarrón de ballena y brujo de estrellas,
los que hicimos una orgía
de sed de sangre.
Tu hijo
expió nuestra ira contra tu omnipotencia,
víctima-caníbal,
para que por fin pudieses esfumarte
en tus brumas y nieblas
y extender un sol misericorde
en las huellas del crucificado,
secar sus sangrientos clavos
con tus lágrimas.



Ole Wivel.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

Sergei Polunin, "Take Me to Church" by Hozier, Directed by David LaChapelle



No sé si te gusta o no la danza clásica contemporánea, pero a mí, por razones que no vienen a cuento, no solo es que me guste, es que me encanta. Y esta mañana he decidido empezar este nuevo puto día con un auténtico crack, el bailarín ucraniano Sergei, el gran Sergei Polunin, que aparte de ser un prodigio de la naturaleza da la casualidad que es, cómo decirte, el gran ídolo de un buen amigo mío, bailarín en sus tiempos. Para él, para ti y para cualquier amante de la magia, ya te digo, el rebelde de la danza clásica: el inigualable SERGEI POLUNIN:








Ah, y Buenos Días :-) 

miércoles, 12 de octubre de 2016

Caso Omiso & David González: Recital Poético-Musical presentando sus nuevos trabajos:



Mañana, 13 octubre 2016, Jueves, la poeta Ana Lamela Rey presenta en el Café Trisquel, a eso de las 20h, a la banda de rock Caso Omiso y al poeta David González:





Te dejo con Caso Omiso y Habemus democracia:





Os esperamos mañana. No faltéis.


Gabriel Oca Fidalgo: Una novela quinqui (2):




ERA lo que había. La pensión era el próximo movimiento y se pusieron a ello. Las cosas estaban como estaban y era tontería pelar la cebolla, llorar quitándole capas, andar con remordimientos. Si no le dan puerta a esos mierdas no se habrían largado a Madrid, y de no haber matado al pelón no estarían otra vez aquí. Di que también es mala suerte que para hacerlo cojas un coche con un cadáver en el maletero, quince kilos de heroína y armamento. Y eso dejando a un lado el mosqueo que tendría el dueño, que era una cuestión en la que no se habían parado a pensar todavía porque no habían tenido tiempo. Bastante tenían con lo puesto... que llegues a casa de nuevo y dejes a un picoleto seco a las primeras de cambio. No. No se rayaron la cabeza pensando, no perdieron ni un segundo con eso. La tormenta soplaba con tanta fuerza que ya no sabían donde había empezado  girar el torbellino de la desgracia, el remolino de reveses que les engullía en el vórtice de su destino como un huracán majarón y vengativo.







LA HISTORIA había rodado tan deprisa que no habían tenido tiempo de pararse a espulgar las conjeturas. Era el momento de cuadrar, sacar los decimales a lo posible y estudiar lo tangible. Y con su enlace de deducciones no tardaron en pasar de la madera. Estaba cantado que la policía sabía loo que tenía la maleta, y que la maleta la tenían ellos, y que los dueños vendrían a por ella, y de ahí la noticia caliente y no por otra cosa, su GPS de regalo con veinte años de adelanto. La policía a fin de cuentas es una mafia como otra cualquiera, no creo que tengas que ser un lince para ir trenzando los hechos. Los datos se sostenían por sí solos, de ahí que acabasen sospechando que les iba a importar poco lo que pasase con ellos, que se cargasen a su cebo. ¡Cualquier cosa con tal de cerrar el saco con todos los gatos dentro! Los chavales además les traían de cabeza y si caían en combate sería una carambola perfecta.



Gabriel Oca Fidalgo. Una novela quinqui. Ediciones Lupercalia, 2016.


Poesía Nórdica (133): Ole Sarvig:





Sitio Web de la Imagen



CLARABOYAS

Nubes, barcos, grandes, negros,
las grises armadas de guerra
pasan navegando por allí.

Y yo estoy aquí en la ventana
junto a mis flores
que buscan la luz
arrastrándose por detrás del cristal.

Así pues son todos ellos,
los artistas, los pintores,
plantas trepadoras tras las claraboyas.

Unos no florecen nunca.
Otros dan hermosas flores.



Ole Sarvig.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.




martes, 11 de octubre de 2016

L Justas Poéticas Ciudad de Dueñas (y 2): Luis Javier Pinar:




TEORÍA DE CONJUNTOS

En conjunto,
en esta intersección que logra unirnos
están todas las horas compartidas,
los sueños que mantienen nuestra llama
y la ilusión de regalar, en suma,
los corazones de cada latido.






ANTES

Pienso que antes de ti no ha habido nada.
Todo lo que viví fue puro ensayo,
una prueba de acceso a tu destino.
Todo me preparaba para amarte.
Todo era tentativa, experimento,
esbozo ante el camino que aguardabas.
Antes de ti no atesoré un recuerdo.
Antes ninguna brizna de memoria.
No importan las palabras ni los nombres.
No quedan rostros para atestiguarlo.
Antes de ti nunca ha existido nadie.
Había un eco frío de fantasma,
pero se fue después del desayuno.



Luis Javier Pinar.

Varios Autores. L Justas Poéticas Ciudad de Dueñas. Ayuntamiento de Dueñas, 2016.

Vicente Muñoz Álvarez: Gas (3):




GRIETAS

Sueños
y amistades
que se pierden
que se esfuman
que hacen aguas

y poco más
que el edificio
arruinado
de nuestras
pequeñas vidas.







MANAGUA EN LLAMAS

Querido Vicente:

Managua está que arde.

Hace dos semanas
los antidisturbios
asesinaron a un estudiante
con una bala de goma.

Poco después
un niño encontraba
una bomba casera en la calle
y saltaba hecho pedazos
por los aires.

Y ahora la huelga
de transporte público,
llantas ardiendo, barricadas
y disturbios callejeros.

La extraña calma
del fin de semana
promete un lunes caliente.



Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016.




Poesía Nórdica (132): Thorkild Bjornvig:






Sitio Web de la Imagen



SOBRE LA EXTINCIÓN

Hoy por cada nueva enfermedad
que coge la mayor parte de la gente dice
profundamente ofendida cada vez: Pero
si yo nunca he tenido eso antes.
Y el día que llega la murte
caliente, fría -una vez
el esqueleto con la guadaña-
dirán: Pero si
yo no he muerto nunca antes.
Y cuando una especie se extingue
como por ejemplo, el alca gigante, la paloma peregrina
los asesinos, mudos de asombro,
siempre han dicho: Pero si
no se había extinguido nunca antes.
Y confrontados con la posibilidad de que
un día pudiera pasar con las ballenas
contestan los ofendidos cazadores: Imposible,
pero si no se han extinguido nunca antes.



Thorkild Bjornvig.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.



lunes, 10 de octubre de 2016

Alejandro Salse Batán: Estación en curva (y 3):




INVIERNO

Tendida,
tan larga y tan nórdica,
lo tengo claro:

el más cálido
de los inviernos
fuiste tú.







MIGRACIÓN

Estoy muy jodido
                             (de alguna manera
                                 puedes verlo)
y te haré gracia esta noche
pero mañana,
cuando el interruptor no funciones
y veas que en mí siempre atardece
encenderás unas cuantas excusas
para desaparecer.

No te culpo,
si pudiese
me iría contigo.



Alejandro Salse Batán. Estación en curva. LETOUR1987, Septiembre 2016.






Óscar Zeta Acosta: Autobiografía de un búfalo pardo (1):




HABLO como historiador, como cronista aquejado de ardor de estómago. No siento el menor aprecio por el pasado. Ginsberg y aquellas cafeterías rebosantes de guitarristas muertos de hambre siempre me la sudaron bastante. Nunca se tomaron en serio lo de beber. Y lo cierto es que se agarraron a lo que les cayó encima. Era su mala suerte lo que les llevaba a salir corriendo para toparse en la carretera con zánganos del calibre de Kerouac, para regresar años después con el pelo más largo y puestos de puta marihuana hasta el culo al grito de Paz, Amor y Mota. Igual de arruinados que siempre.







PERO así fue. Nosotros éramos forasteros por cuestiones geográficas y marginados porque no hablábamos inglés y llevábamos pantalones cortos. Y por eso nos vimos obligados a pelear a diario. Hasta el día en que Bob le metió una paliza a Jimmy Pacheco, el más joven de un puñado de apaches que vivía al final del barrio con sus diez hermanos y siete perros. Eran los únicos de todo el vecindario que tenían un cerco de alambre alrededor de su propiedad. Siempre estaban sacrificando cerdos, cabras y novillos, emborrachándose con tequila y bebiendo sangre fresca con cebolla cruda. Pero un día Bob agarró a Jimmy de la muñeca y lo lanzó contra el tronco de un vetusto roble negro y el asunto quedó zanjado. Tras aquel incidente, Jimmy, con aquellas camisas de manga larga que se gastaba, se pasó varias semanas sin meterse con nadie. Todos sabíamos que por debajo iba escarolado. En términos generales, los Pochos, después de aquello, dejaron de meterse con nosotros.



Óscar Zeta Alonso. Autobiografía de un búfalo pardo. Dirty Works, Junio 2016. Prólogo de Carlos Velázquez. Introducción de Hunter S. Thompson. Epílogo: Marco Acosta. Traducción de Javier Lucini. Ilustración: Iban Sainz Jaio. 




Poesía Nórdica (131): Tove Ditlevsen (y 2):






Sitio Web de la Imagen



ETERNA TRINIDAD

Dos hombres hay en el mundo
que he encontrado en mi camino;
el primero es a quien amo,
y el segundo, quien me ama.

El primero, en sueño y noche,
habita mi obscuro espíritu,
y el segundo está a mi puerta
sin que yo jamás le abra.

Fue el primero primavera
de gozo ya consumido,
diome el segundo su vida
y no le entregué un minuto.

Llevo al primero en mi sangre,
donde es amor puro y libre,
y al segundo lo ato al día
en que se ahogan los sueños.

Cada mujer, entre ambos,
enamorada y amada,
pura. Quizá una vez en cien años
los tres se fundan en uno.



Tove Ditlevsen.

Varios Autores. Antología de la Poesía Danesa Contemporánea. Ediciones Rialp, 1980.

Traducción de Jesus Riosalido.



domingo, 9 de octubre de 2016

Poesía Nórdica (130): Tove Ditlevsen (1):





Sitio Web de la Imagen



AUTORRETRATO

Yo no sé:
cocinar
llevar sombrero
ser acogedora
llevar joyas
arreglar flores
recordar citas
agradecer regalos
dar la propina adecuada
retener a un hombre
mostrar interés
en las reuniones de padres.

No puedo
dejar de:
fumar
beber
comer chocolate
robar paraguas
quedarme dormida por la mañana
olvidarme de recordar
cumpleaños
y limpiarme las uñas.
Hablar
por boca de otros
revelar secretos
amar
lugares extraños
y psicópatas.

Puedo:
estar sola
fregar platos
leer libros
construir frases
escuchar
y ser feliz
sin mala conciencia



Tove Ditlevsen.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.


Poesía Nórdica (129): Halfdan Rasmussen (y 2):








SOBRE LA PERFECCIÓN

Cada vez que voy a escribir el poema perfecto,
y es algo que intento una y otra vez,
la mano se me pone a temblar y me ataca el reumatismo
y la estilográfica echa borrones.

Y cuando estoy tranquilo y se ha aplacado el reumatismo
y mi estilográfica escribe persistentemente,
es mi mujer la que entra cada dos minutos
a preguntar si he terminado el susodicho poema.

Y cuando por fin  logro redimirlo
mediante dolores y zozobras,
falta ese temblor, ese reumatismo y esos borrones
que tiene lo perfecto, si es que existe



Halfdan Rasmussen.

Varios Autores.  Afinidades afectivas. Libros del Innombrable, 2002.

Traducción de Francisco J. Uriz.




Poesía Nórdica (128): Halfdan Rasmussen (1):





Sitio Web de la Imagen



SEMEJANZA

Solo. En un cuarto.
En un campo de batalla. Muerto
por proyectiles o palabras.
Torturado. Quemado.
¿Quién sabe a quién alcanza el destino?
Te buscan
te persiguen muchas sombras
visto y conocido.

Impuesto o elegido por ti mismo.
No hay line
entre ahogado y ahorcado.
La sangre ardiente
conocerá el mismo frío
seas siervo
vencedor o perdedor
malvado o bondadoso.



Halfdan Rasmussen.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

sábado, 8 de octubre de 2016

Jack Kerouac: Mundo soplado por el viento (3):



"EL GENERAL MacArthur prohíbe besarse en las calles de Tokio: los infractores cumplirán seis meses de cárcel".
- Así, incluso tu perfecto amor humano se desbarata en su propia grandeza, la única grandeza: el amor. Besarse es el resultado ideal de tanto ir de aquí para allá en el Bosque de Arden, besarse es la meta de toda vida humana cuando todo está dicho y hecho. Y un general de 70 años con delirios de grandeza histórica (!) (¿Para qué es la historia? ¿qué?) no quiere ni un solo beso. Es como digo yo, la humanidad pronto alcanzará al grandeza, pero la locura continuará rigiendo en las esferas superiores.






ESCRIBIR, no puedes hacer nada  mejor que entregarte, con una comprensión humilde y acaso a disgusto, y que el resultado sea una purga, un deleite, un alivio comunicativo, hasta los secretos más personales de uno mismo, con el martillo laborioso y decidido del trabajo, en estrofas e historias que llevan en sí mismas la comprensión irreprimible y universal de la humanidad, de la misma forma que la gracia y la belleza siempre se suscitan en la naturaleza - aguas imposibles de enturbiarse por cualquier deshonestidad de sí, ya sea estúpida o profundamente consciente, o por palabrería, o por lo que los demás comprendan en su temor y confusión.



Jack Kerouac. Mundo soplado por el viento.  Editores Argentinos, 2015.

Traducción de Martín Abadía.


Vicente Muñoz Álvarez: Gas (2):









ASÍ BUSCO REFUGIO EN LAS TORMENTAS

Como un niño asustado
una noche de lluvia
apaleado herido
como un viejo agotado
como un enfermo terminal
como las flores marchitas
como los amigos muertos
como los visionarios
como los yonquis
como los pervertidos
como la anciana
babeando en el sofá
como los desahuciados
como los herejes
como los suicidas
como los anoréxicoos
como los fugitivos

como el refugio
que en las pesadillas
uno jamás logra encontrar.



Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016.