Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 30 de diciembre de 2016

Teresa Ramos: Sabe la noche (1):








La memoria tiene lagunas, olvida caras, nombres
y algunos rostros de la infancia y su óxido.

Es de limbo uterino y azul de agua.

Tu memoria es desconocida para mí y las venas
que la irrigan.

Es un continente y sus lluvias. Habita en lugares
secretamente insidiosos, inconfesables. A veces le sale el sol
de media noche y regala flores al futuro.

La memoria también guarda olores, campos de heno y lluvia,
los veranos y sus frutas. El olvido de la calle del orfanato
y la luz del afán desesperado que se mece en el agua.

La memoria nos pertenece y grita el espanto del vacío,
se hace manantial en la tarde seca y de sueños de hambre,
llena las manos rotas en las cimas con sus flores.

La memoria clarea los caminos de pueblos sucios de traición,
recupera los huesos del tiempo por venir y sus argumentos.
La memoria no es roja, ni es azul, solea estirpes y libera.



Teresa Ramos. Sabe la noche. L.U.P.I. (La Única Puerta a la Izquierda), diciembre 2015. De la presentación e introducción: González Alonso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.