Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Poesía Nórdica (184): Jan Erik Vold:




Sitio Web de la Imagen



SOBRE CONTESTAR A LO QUE TE PREGUNTAN

Sé con cuantas
me he acostado.
(No son tantas.)
Si mi amada me pregunta
si son muchas le contesto, supongo: Bueno bueno-
para no quedarme en pelotas.
Si ella fuese más audaz y me preguntase
el número exacto, yo sabría, claro
muy bien la respuesta pero no se la daría
ni mucho menos
no se la daría así de golpe, quiero decir
que dice mucho sobre uno
tener la contestación preparada- sí, más
la respuesta instantánea que la cifra
en sí, así es que me hago el remolón
y digo: Bueno, ha habido unas cuantas
-como cuando un campesino contesta
a la pregunta de cuánto queda para llegar al pueblo.
¿O sea que uno no debe contestar
a lo que le preguntan tan directa
y abiertamente como pueda? -No
no parece que sea así.



Jan Erik Vold.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.