Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 19 de noviembre de 2016

Poesía Nórdica (168): Ernst Orvil (1):




CARGAS

Las cargas que llevo son mías.
Soy su dueño. Ningún ladrón
irrumpe en mí y me roba
las cargas que llevo.

Las cargas que tú llevas
nadie te las quita. Te detienes
y sientes extrañamente pesadas
en la sangre las cargas que llevas.

Una persona
no está sola. Una persona
con las manos llenas de
días y de noches, el amargo peso
de las cargas.

Desdichado el que no tiene propiedades.
Pero quién no tiene una carga
que llevar. El sentido de la vida es ser vivid
y el de las cargas ser llevadas.
El hombre no está solo
bajo el yugo.

Ama las cargas que
se unen a la vida.
La muerte es el ladrón.
Te despoja de tus cargas.



Ernst Orvil.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.