Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 13 de noviembre de 2016

Poesía Nórdica (162): Rolf Jacobsen (1):





Sitio Web de la Imagen



EL ÁNGEL DE LA GUARDA

Soy el pájaro que golpea en tu ventana por las mañanas
y tu acompañante, al que no puedes conocer,
las flores que resplandecen para el ciego.

Soy la corona del glaciar sobre los bosques, la deslumbrante,
y las sonoras voces de las torres de la catedral.
La idea que cae de repente sobre ti en pleno mediodía
y te llena de una extraña felicidad.

Soy alguien al que amaste hace mucho tiempo.
De día camino a tu lado mirándote sin poder quitarte los ojos de encima
y pongo la boca sobre tu corazón,
pero tú no lo sabes.

Soy tu tercer brazo y tu segunda
sombra, la blanca,
para la que no tienes corazón
y que nunca ya te podrá olvidar.



Rolf Jacobsen.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.