Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

miércoles, 2 de noviembre de 2016

María Ruíz de la Peña: Memoria de unas lágrimas (1):








NIÑA ASUSTADA

Una niña camina a oscuras.
Avanza con sus pequeños brazos
estirados y
a tientas,
va salvando, a duras penas
los obstáculos que encuentra.
Tiene miedo pero
no puede gritar.
El pánico se ha adueñado
de su garganta.
Sus pies
descalzos
heridos por las piedras del camino
van dejando una estela
de sangre
en forma de pequeñas gotas
que quien la persigue
olfatea.
Pronto escucha su jadeo,
para
seguidamente
sentir el olor hediondo de su aliento.
La niña ya no tiene escapatoria.
La vida la alcanza y quiere devorarla.
Ambas han llegado al borde
de un abismo.
Se miran fijamente y
la niña salta.



María Ruíz de la Peña. Memoria de unas lágrimas. Editorial Fanes, octubre de 2016. Prólogo de David González. Diseño de portada: Eva Pelayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.