Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

lunes, 21 de noviembre de 2016

La Arcadia Onubense: Alejandro Vázquez Bellido entrevista a David González:



Hace unas semanas, Alejandro Vázquez Bellido (Muchas Gracias) me entrevistó por escrito para La Arcadia Onubense. Te copio el enlace y el texto por si te apetece leerla:





ENTREVISTA A DAVID GONZÁLEZ

Buenas a todos! Hace algunos meses contacté con el poeta David González para intentar hacerle 
una entrevista en el estudio de grabación de la Arcadia. Sin embargo, no pudo ser posible, así
 que decidimos innovar un poco en nuestro método de hacer entrevistas y mandarle las preguntas
 que íbamos a hacerle para que las respondiese largo y tendido. Tras un largo tiempo guardando
 sus generosas respuestas, hoy las damos a conocer. Espero que disfrutéis de esta radiografía
 de un poeta que se opone como pocos al sistema:

 - ¿Cómo empezaste en el mundo de la poesía?

Yo no voy a decir que llevo escribiendo desde siempre. Pero sí leyendo. Desde que tengo uso
 de razón. El detonante fue la cárcel. Mi estancia en ella durante 3 años. Todo lo que vi
 y sufrí allí dentro afloró años después, en el 95, y sentí la necesidad de escribir sobre ello y 
sacármelo de dentro. Ahí tomé también la decisión de contar la verdad, la de los hechos
, o bien protagonizados por mí o bien como testigo de cargo de los que que presencié in situ
. Supe que para contar todo eso necesitaría tirar de vocabulario de argot y carcelario,
 usar expresiones malsonantes, etcétera, lo que iba en contra del lenguaje poético que
 se daba y todavía se da por hecho. Así que puedo decir que ese libro marcó mi camino
 como poeta maldito y confesional, algo que sigue sin ser bien visto hoy día, al menos 
por parte de la supuesta crítica institucional. Y así sigo. Con muchos libros editados
, pero igual que cuando empecé: abriendo mi propio camino.

- ¿Qué autor o autores te introdujeron en él?

Supongo que todos los que había leído hasta entonces. Pero fundamentalmente Charles 
Bukowski, Raymond Carver, Henry Miller, Knut Hamsun, Louis Ferdinand Céline,
 Sam Shepard, Charles Simic, Walt Whitman, Antonio Gamoneda (Blues castellano) y 
Marta Tikkanen.

- ¿Podrías hacernos un recorrido por tus influencias desde tu primer poemario hasta el último?

Sería un largo recorrido, así que citaré solo algunas. Digamos que mis primeras influencias
 podrían ser los autores citados en la pregunta anterior, pasando, no sé, por la Generación
 Beat, la poesía confesional norteamericana, en especial la femenina, los poetas nórdicos
, e. e. cummings, Kennneth Fearing, Hunter S. Thompson, Jim Carroll, Shálamov, Tobías 
Wolff, Thomas Bernhard, algunos poetas de la Conciencia Crítica y… nada: en mis dos 
últimos poemarios, No hay tiempo para libros (2012 y 2013) y Campanas de Etiopía(2015),
 ya no hay sitio para las influencias.

- ¿Cuáles son esos autores a los que siempre vuelves? 

Céline, John Fante, Varlam Shalamov, Fitzgerald, Truman Capote, Hunter S. Thompson,
 Marta Tikkanen, Sharon Olds, e. e. cummings, Walt Whitman, Henry Miller, Raúl Núñez
, Charles Simic, Dostoyevski, Antonio Gamoneda, Isla Correyero, Ángela Figuera Aymerich
, Tonino Guerra, Kerouac, Neal Cassady, Arturo Barea, Gert Ledig, Sam Shepard, Salinger,
 John Kennnedy Toole…

-¿Dices que tu poesía es autobiográfica, pero, ¿cuánto de verdad hay en ella?¿Estás de acuerdo
 con la famosa frase de Oscar Wilde que dice que toda mala poesía es sincera?

Yo siempre escribo la verdad. La verdad de los hechos. Hechos que se pueden verificar. La 
única ficción que me permito es cambiar algunos nombres, ya sabes, por aquello de no herir
 intimidades. En cuanto a Oscar Wilde, siento tener que llevarle la contraria (su libro Balada
 de la cárcel de Reading fue el primer libro que compré con mi propio dinero, y su tema
 central, la cárcel, formaría parte con el tiempo de una de las partes malditas de mi
 existencia), pero yo opino justo lo contrario: que toda mala poesía es la que disimula, la que 
se esconde, lo que yo llamaría una poesía diplomática. Pero ya te digo: en la variedad está el gusto.

-En tu poema "Orangután", vemos que comienzas con una cita de un poeta de la Dinastía Tang
: ¿Cuánto ha frecuentado David González la literatura asiática? ¿Qué buscaba y qué encontró en ella?


No tanto como yo hubiera deseado, la verdad. La cultura asiática es vasta, inmensa, yo diría
 que inabarcable, y tampoco siento un interés especial hacia ella, así que salvo algunos escarceos
 en antologías, muchas de ellas de haikus, el Tao Te Ching, de Lao-Tzu; la novela Azul casi 
transparente, de Ryu Murakami; el Diario de una vagabunda, de Hayashi
 Fumiko y poco más, mi desconocimiento de esta literatura es casi total. Así que en realidad no
 buscaba nada en ella, pero me encontré con unas imágenes con mucha fuerza, encontré mucha
 concisión en el decir, así que supongo que lo poco que pueda haber influido en mi escritura sea
 para bien. Y quiero decir que fue Ezra Pound, con un librito de poemas que todavía conservo
, traducciones suyas de poemas chinos, Cathay, quien hizo que reparara en la literatura asiática.

- ¿Qué autores de la literatura actual te interesan?

Me interesan Virginie Despentes y Lidia Lunch. Me interesa Karl Ove Knausgard, y su ciclo 
autobiográfico Mi lucha. Me sigue interesando Bret Easton Ellis. También Sharon Olds
 y Charles Simic. Me interesan asimismo Gladys González y PJ Harvey, ahora como poeta.
 Y Edouard Louis. Y aquí, bueno, me interesan Isla Correyero, Ana Pérez Cañamares, 
Mirian Reyes, Lucía de Fraga, Gsús Bonilla, Jorge Molinero… Me interesa Montero Glez… 
Y Pablo Rivero (La balada del pitbull, y ahora Érase una vez el fin)… También Karmelo
 C. Iribarren, y Paloma Corrales… La poesía de Pedro Juan Gutiérrez… Gabi Oca Fidalgo
, que maneja en sus narraciones un vocabulario de argot que es sencillamente espectacular
… Y me interesa ver la evolución de dos poetas en particular a partir de sus últimos poemarios
, recientemente editados; me refiero a Escandar Algeet y a Pablo Benavente…

 - ¿Estás al tanto de la poesía joven? ¿La sigues?

Sí que lo estoy, sí. Se da la circunstancia de que he escrito el epílogo de Izar la negra, el
 nuevo libro de Pablo Benavente, y el epílogo de Innormal, lo nuevo de Carlos Miguel
 Cortés. He recitado con el propio Pablo, con Escandar Algeet, y el otro día, en Valladolid
, durante la Feria del Libro, hice de presentador de Carlos Salem, con motivo de su 
nuevo poemario: Con un pájaro de menos… La sigo, además, desde hace tiempo. 
Yo me refiero a ella, a falta de un nombre mejor, como "La generación encantada". 
En mi blog tengo abierta una serie sobre esta poesía… Y es posible que a fin de año 
se edite una antología de mis poemas en una de las editoriales que publica a muchos de estos poetas.

- ¿Qué opinas de ella? ¿Qué crees que le falta?

Opino que han conseguido varias cosas, a mi entender, muy importantes. Una: su gran
 capacidad comunicativa y su capacidad, aún mayor, para ser capaz de reflejar los sentimientos 
de un público de entre 16 y 24 años que antes nunca se había mostrado especialmente interesado
 por la lectura de poesía. No solo eso, convertir a la poesía en todo un fenómeno de fans, antes solo
 reservado a los músicos. Pero fans que se gastan las pelas en comprar los libros de esta gente
, en acudir a sus lecturas, en apoyarles, en definitiva. Y todo esto lo han logrado sin necesidad
 de pasar por el filtro, muchas veces interesado, de la crítica literaria y los suplementos culturales
. Han llegado en el apogeo de las redes sociales y han sabido ver el potencial infinito que para la
 difusión de la obra creativa tenían estas.. Se lo han currado, y se merecen el éxito en 
lectores y ventas que están cosechando. Han, de algún modo, revitalizado la poesía en
 este país. Y eso es de agradecer. Creo que le falta, sobre todo, una mayor diversidad temática. 
Más conciencia social. Quizá una mayor concisión también. Tijera de podar.. Y en algunos 
casos, un mejor dominio de la gramática. Pero, ya sabes, nadie nacimos aprendidos. Y 
lo cierto es que hay en este grupo unos cuantos poetas que tienen un gran potencial y de 
los que espero grandes cosas en sus próximos libros.

 -¿Qué opinas de esos poetas cantautores que están tan de moda últimamente?

Que es una suerte de la hostia poder expresar tus sentimientos, tus historias, por medio
 de dos distintas disciplinas artísticas. Ah, y que los cabrones, juegan con ventaja, la música
 hace que percibamos con más claridad la palabra y llega a más gente. Por lo demás, y dado
 que casi todos estos poetas cantautores forman parte de la poesía joven, me remito a mi respuesta
 a la pregunta anterior.

- Aparte de la vida y la literatura, ¿Qué otras disciplinas artísticas o qué otras cosas te influyen
 para llevar a cabo el proceso creativo?

Me influye la música. Sin ella, no creo que pudiera escribir nada. El cine también. Y la tele
. La pintura y la fotografía. El cómic. Sin embargo lo que más me influye es la gente con la 
que interactúo en mi realidad cotidiana. Su forma de hablar, de contar una historia, de reírse
 o de llorar… La gente, sí, esa es mi mayor influencia, la que me nutre de material literario. 
La gente. Los que viven conmigo.

- ¿Escribes por inspiración o tienes unas horas al día?

Cuando nada me lo impide, alguna desgracia quiero decir o una extrema felicidad, 
suelo escribir desde las siete de la mañana o así hasta las ocho de la tarde más o menos. 
En cuanto a la inspiración, bueno, a veces pasan 2 o 3 horas hasta que me llega, pero 
siempre llega, así que tienes que estar preparado para empezar a escribir en el momento 
menos pensado. Pero imponerse a uno mismo una rutina diaria para escribir y cierta 
disciplina son factores indispensables si quieres escribir, o intentarlo al menos, algo 
que merezca un poco la pena.

- ¿Corriges mucho?

No hago otra cosa, en realidad. Corrijo hasta la saciedad, verso a verso, palabra a palabra.
 Corrijo hasta el último momento. Incluso tengo corregidos poemas ya publicados en libro.
 Para mí es muy importante dar con la palabra inapelable, la expresión correcta, 
es decir, amontonar la paja y luego prenderle fuego.

- ¿Qué importancia tiene el ritmo para ti en la poesía? ¿Cómo lo trabajas?

 No soy muy consciente de eso cuando estoy escribiendo. Me sale solo. Es mi ritmo. 
Mi ritmo natural, personal e intransferible. Pero lo trabajo mediante espacios en
 blanco, repeticiones de versos, en ocasiones estribillos, líneas de diálogo, cosas así…

- ¿Haces lecturas programáticas o caóticas?

 Hago relecturas programáticas por causa de mi blog. Ahora, por ejemplo, estoy dedicándole
 una serie de post a la poesía nórdica y eso me ha hecho releer, programáticamente como bien
 dices, todos los poemarios y antologías de esta poesía que tengo por casa. Pero, en general, mis
 lecturas son caóticas y no atienden a modas o a las listas de los más vendidos ni a cosas por el estilo
. Y me gusta combinar la lectura de poesía con la de narrativa.

-¿Qué libros estás leyendo ahora mismo?

Un hombre enamorado, de Karl Ove Knausgard; Manual para mujeres de la limpieza
de Lucia Berlin; Antología del cuento norteamericano, selección de Richard Ford; 
Se ruega silencio, de Pepe Pereza; y Música de ventanas rotas (Homenaje a John Fante), 
una selección de relatos, entre ellos uno mío, en homenaje a un escritor al que yo considero 
un maestro de la narración, en edición de Francesco Spinoglio y José Ángel Barrueco. Esto en 
cuanto a prosa. En poesía son más, me chifla leer varios poemarios a la vez, escuchar las 
distintas voces, los distintos tonos… Tres antologías: Asalto al Parnaso(Tras)lúcidas y 
Voces nuevas. Además: Ya no tintas nada, de Rubén de la Cruz; Con un pájaro de menos
de Carlos Salem; A favor de inventario, de Dudú Fdez.; Muros marcados con tiza, de Felipe
 Zapico Alonso; Los peces del duelo, de Maeve Ratón; Pan con pan, de Elena Román; Anestesia,
 de Inaxio Goldaracena; y La huida hacia delante, de Víctor Peña Dacosta.

 -¿Crees que la poesía es un arma cargada de futuro?

Sin duda, sí. Celaya sabía bien de lo que hablaba.

- ¿Por qué escribir hoy?

A esta cuestión, mejor te respondo con este poema inédito:

EL ÚLTIMO
EN CERRAR
LOS OJOS:
posible
definición
de poeta:

alguien
que por medio
de su escritura
de su palabra
nos devuelve
la memoria:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.