Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 8 de noviembre de 2016

Fuera de la ley (2):







EUSEBIO BLASCO escribió un cuento delicioso; presintió en él a los pistoleros de Madrid. Dos baturros, padre e hijo, muy sin dineros y muy "hartos" de hambre, acuerdan "meterse a ladrones". Se apostan de noche en la carretera de su pueblo y esperan carabina al brazo que pase un convecino cualquiera para matarle fieramente y despojarle enseguida. En vez de un convecino pasan varios, y los audaces bandidos los paran en seco. "¡La bolsa, o la vida!". "¡Anda! Si son el tío Fulano y su chico. Estáis borrachos, ¿eh?". "Pocas bromas y a soltar los cuartos. ¡Nos hemos metido a ladrones!". Con gran sorpresa de los tremendos forajidos, sus víctimas se echan a reír. "¿Conque ladrones? ¡Ja, ja, ja!". El tío Fulano y su chico se empeñan en convencer a sus convecinos de que son ladrones formales. Los otros, que no; ellos, que sí; y llegan todos juntos al pueblo charlando y discutiendo amigablemente. Al tío Fulano se le ha olvidado ya que es ladrón, y hasta me parece recordar que sus amigos le quitan la capa, no sé si para embromarle o para abrigarse con ella, porque siempre es más ladrón el que tiene aptitud que el que tiene propósito manifiesto, y porque en España el que roba a un ladrón tiene cien años de indulgencia.



Varios Autores. Fuera de la ley. La Felguera Editores, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.