Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Centrifugados (2): María Sotomayor:







SERVIR ES UN DESCUBRIMIENTO

Escribo desde la noche más blanda
escribo            un poema
y en él escondo una doblez de mangas largas
o un librito tuerto de escandalosa felicidad

        escribo que ayer tu nombre era pan
por eso las barrigas engordan
        terriblemente en las rodillas
y hay otras enfermedades a pesar de la tuya
y hay seis ramas rojas con sed
en el lugar que tú ocupas todo el tiempo

amasar el pan es a lo que se supone
que nos enseñaron las generaciones
pero luego      llegó ella
a encender el horno y reventarse la cabeza
hay una pestaña dentro de una lágrima
       una gota      entre tanto
esparcida por el vegetal más nuevo

ayer tu nombre era pan y nutriendo
una tarde de nudo que no recoge los restos del desmayo
de la boca torcida
                 hasta estirar las manos
                 los pinares y montañas
hasta arañar la chamusquina en la pared
y el vocerío de ser sola y ser y ser silencio
pero ser
ser acopio de mi propio sentir
y al fin volverme más injusta.



María Sotomayor.

Varios Autores. Centrifugados. Ediciones Liliputienses, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.