Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

lunes, 7 de noviembre de 2016

Ana Vega: El cuaderno griego (1):




ES PELIGROSO saber que ya no hay nada que perder. Que no queda nada. Sobrevivir al dolor. Eso asusta. El poder. Ese poder... Ya no hay vuelta atrás. Convertirse para siempre en un extraño entre los vivos, en un extraño para sí mismo.







EL HOMBRE DE NEGRO

Nadie le había visto antes en la ciudad. Una anciana dijo haberse sorprendido al encontrarse un hombre muy alto vestido de negro parado junto al jardín. Al día siguiente la noticia aparecía en todos los diarios. Encontraron a la chica medio desnuda, con las manos amputadas y un pequeño sobre rojo entre los dientes. Junto a ella un abrigo negro de hombre y unos zapatos sin cordones al lado del río. El caso se dio por cerrado tres días después. Alguien vio un sombrero negro arrastrado por la corriente.



Ana Vega. El cuaderno griego. Ediciones Trabe, 2016. Ilustración de cubierta: Boris Stefanik.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.