Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 6 de octubre de 2016

Vicente Muñoz Álvarez: Gas (1):










escribir es
quemarse vivo

decía Cendrars

prende la cerilla




Vicente Muñoz Álvarez. Gas. Ediciones Lupercalia, 2016. Del prólogo: Gsús Bonilla. De la ilustración de cubierta: Gas, de Luca Blada.




Nota de David González: Para mí, como lector de poesía, como amigo suyo desde hace más de 20 años, ya se hacía necesaria una antología poética de la obra de Vicente Muñoz Álvarez. Lupercalia ha tenido el acierto de hacerlo realidad. Este libro es especial para mí, ya que en él se recogen poemas de los 5 libros de poesía editados por Vicente hasta la fecha: Canciones de la gran deriva, Privado, Parnaso en llamas, Animales perdidos y Días de ruta + textos de libros inéditos: Lobos de mar y Libro de Haikus... Pues bien, Canciones de la gran deriva, se editó en la colección Zigurat de poesía que yo dirijo en el Ateneo Obrero de Gijón, cuando, podría decirse así, se iniciaba una amistad que perdura a día de hoy...  Así que a GAS le voy a dedicar tantas entradas como libros contiene: 7, más la entrada de hoy con ese poema inicial que te da una idea aproximada de los presupuestos poéticos de Vicente Muñoz Álvarez, mi amigo, mi hermano... Y como él suele decir: Salud & Poesía.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.