Dibujo de BEGOÑA CASÁÑEZ CLEMENTE

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

domingo, 16 de octubre de 2016

Poesía Nórdica (138): Ivan Malinowski (1):




Sitio Web de la Imagen



POEMA ABIERTO A NUESTRO SEÑOR DIOS

Padre nuestro
Que estás en los cielos
Aquí ya has hecho
Más que suficiente
No te reprocho
Las Cruzadas de la Inquisición
Los campos de concentración
Ni el terror de los justos en Brande
Que yo sepa no te has hecho
portavoz de
Impotencia frigidez
O recomendado públicamente
True Horrors o Reader´s Digest
No creo que quisieses reconocer
Tus iglesias de campaña motorizadas
O las cámaras de gas rodantes
Pero yo te acuso
De ser la verdadera causa
De toda esta miseria
Te acuso
A ti estúpido
De haber dividido como una guillotina
Como un gigantesco cuchillo de matarife
Un mundo unánime
De haber azuzado el bien contra el mal y el mal contra el bien
Separado la cabeza del cuerpo
Sacado la luz de las tinieblas cerniéndola
Como un avaro que lava arenas de oro
Desterrando la noche como por miedo
E imposibilitando una coexistencia pacífica
Te acuso por tanto
Como con miedo
De haber consagrado el principio de la lucha
En el Estado en la cama
En guerra y en paz
Tú has roto todos los puentes
Tú has traído hostilidad a la tierra
Tú no has creado el mundo
Tú lo has devastado
Yo te acuso de éste
El más terribles de tus errores
Esta implacable separación
Este profundo corte que sangra en el universo
Sí padre nuestro
Tú que estás en los cielos
Quédate ahí arriba
Nosotros nos quedamos aquí
Y trataremos de comenzar de nuevo



Ivan Malinowski.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.