Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 6 de octubre de 2016

Poesía Nórdica (125): Jens August Schade (y 3):








EN EL CAFÉ

Destila el fonógrafo
una hermosa canción
un pequeño milagro gracioso,
mientras yo estoy callado.
Y ante el asombro de todos
quito la silla en la que estoy acomodado
y me quedo sentado en el vacío.

Tengo ante mí una chica
de dientes feos
y mirada huidiza.
Está callada.
-Los dos sabemos
lo que siente el uno en el interior del otro
y con fuerza de leones se besan nuestras almas.

Ella se eleva por el aire
y yo también,
suspendidos sobre las mesas
nos hacemos amigos.
Y acompañados de estruendo y aplausos,
que acallan el milagro de la canción,
nos entrelazamos
y salimos del café girando carruselmente.



Jens August Schade.

Varios Autores. Afinidades afectivas. Libros del Innombrable, 2002.

Traducción de Francisco J. Uriz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.