Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 27 de octubre de 2016

Fuera de la ley (1):







        Historia del Xato Pintó: los tatuajes se han puesto de moda entre la gente maleante y algunos snobs de la buena sociedad:
           "Yo nací en la calle de Ramelleres -nos dice el artista de los tatuajes-. Sí, soy hijo del torno. Yo nací en la calle Ramelleres y no sé quién es mi padre, ni quién es mi madre, ni lo sabré nunca. Diez y ocho años estuve entre las paredes de la calle Ramilletes y del Hospicio. Pasé luego de voluntario al Ejército, en donde llegué a cabo y de donde me marché para entrar de dependiente en una casa de comercio de la Plaza de Palacio. Pero me cansé. Yo quería correr mundo y eché por la carretera camino de Marsella. En el puerto de Marsella me conocían y me llamaban l`Espagne. Iba a pedir trabajo al muelle y cuando lo habían me gritaban: "Eh, l`Espagne a travailler!". Pero yo estaba harto de trabajar en el muelle de Marsella. Para eso no tenía que haberme movido de Barcelona. Un día, llegó un barco alemán a puerto. Esto ocurría poco antes de la guerra. De polizón me metí en la bodega del barco y al cabo de cuatro días de navegación me presenté al capitán. Yo solo hablaba español y el capitán del barco no hablaba ni francés. En cuanto me vio me dio una patada en el estómago que me echó a rodar por los suelos. Creyóse que yo era francés. Después hicieron conmigo lo que hacen en todos los barcos cuando encuentran a un viajero gratuito como yo, enviarle a la cocina para que coma, porque comprenden que en algunos días no habré probado bocado y hacerle pelar patatas o trabajar limpiando el barco. Cuando llegamos a Tánger me dejaron en él. Pasé algunos años de mi vida en Artelia, en donde me aficioné al dibujo y aprendí el tatuaje artístico (...)



Francisco Madrid.

Varios Autores. Fuera de la ley. La Felguera Editores, septiembre 2016.


Nota de David González: Este libro más que libro es una enciclopedia sobre los bajos fondos en España en el período de 1900 a 1923. Incluye un cuaderno de fichas policiales de antes de que se tomaran huellas dactilares. Yo me lo autoregalé para mi cumpleaños. Me interesaba el diccionario criminal que también se incluye. Solo por esto último ya merece la pena hacerse con este libro de más de 500 páginas que, además, está a un precio de 22 euros. En resumen: una jodida maravilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.