Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

sábado, 15 de octubre de 2016

Bob Dylan: Una fuerte lluvia va a caer:



Tengo cantidad de antologías de poesía norteamericana. Cantidad. Tanto en castellano como en inglés.  Y esta es de las pocas que incluyen a Bob Dylan, flamante ganador del Premio Nobel. Un premio inaugurado con la intención de lavar la conciencia de Alfred Nobel, dinamitero confeso. Así que, en principio, a mi modo de ver las cosas, aceptar dicho premio tiene poco o nada que ver con la Cultura. Aceptar dicho premio, además, cuando no se lo han dado a escritores que en verdad han cambiado el curso de la literatura, me parece un acto de arrogancia y soberbia como hay pocos. Pero, como siempre digo: cada uno que haga con su vida lo que le de la gana, que para eso es suya. En fin, te dejo con el poema de Bob Dylan:







UNA FUERTE LLUVIA VA A CAER

        ¿Dónde has estado mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿Dónde has estado mi pequeño
        querido?
He tropezado en el costado de doce
        montañas nubladas
He caminado y gateado en seis
        autopistas inclinadas
Me he parado en medio de siete
        forestas tristes
He estado afuera de frente a una docena
        de océanos muertos
He estado diez mil millas en la boca
        de una tumba
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.

        ¿Qué has visto mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿Qué has visto mi pequeño
        querido?
Vi un niño recién nacido con lobos salvajes
        a su alrededor;
Vi una carretera de oro sin nadie
        en ella
Vi una rama negra con sangre
        que seguía cayendo
Vi un cuarto llenoo de hombres
        con martillos ensangrentados
Vi una blanca escala toda cubierta
        de agua
Vi diez mil conversaciones con las lenguas
        todas rotas
Vi revólveres y espadas filosas en las manos
        de pequeñuelos
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer

        ¿Qué escuchaste mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿Qué escuchaste mi pequeño
        querido?
Escuché el sonido de relámpago
        que bramaba advertencias
Escuché el rugido de una ola capaz
        de inundar al mundo entero
Escuché a cien tam-tams cuyas manos
        estaban incendiadas
Escuché a diez mil murmurando
        y nadie escuchaba
Escuché a una persona morir de hambre
        y a muchos reírse
Escuché la canción de un poeta que murió
        en el arroyo
Escuché los sonidos de un payaso que lloraba
        en el callejón
Escuché el sonido de una persona que clamaba
        ser humano
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.

        ¿A quién encontraste mi hijo
        de los ojos azules?
        ¿A quién encontraste mi pequeño
         querido?

Encontré a un chico al lado un pony muerto
Encontré a un blanco arrastrando a un perro negro
Encontré a una joven cuyo cuerpo se quemaba
Encontré a un joven que estaba herido de amor
Encontré otro hombre herido de odio
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.

         ¿Qué harás ahora mi hijo
         de los ojos azules?
         ¿Qué harás ahora mi pequeño
         querido?
Me voy afuera antes que la lluvia
         comience a caer
Caminaré hacia las profundidades de la foresta
         oscura más profunda
Donde la gente es numerosa y sus manos
         están vacías
Donde las píldoras de veneno están inundando
         sus aguas
Donde la casa del valle encuentra
         la prisión húmeda y sucia
Donde el rostro del verdugo está siempre
         bien escondido
Donde el hambre es feo, donde las almas
         son olvidadas
Donde el color es negro, donde nada
         es el número
Y yo diré y lo hablaré y lo pensaré
         y lo respiraré
Y lo reflejaré desde la montaña para que todas
         las almas lo puedan ver
Entonces me pararé sobre el océano hasta
         empezar a hundirme
Pero sabré bien mi canción antes de empezar
         a cantar
Y es una fuerte, fuerte, fuerte, fuerte,
Y es una fuerte lluvia la que va a caer.



Bob Dylan.

Varios Autores. Nueva Poesía U.S.A. Ediciones de La Flor, 1970.

Traducción de Marcelo Covián.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.