Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 18 de septiembre de 2016

Pablo X. Suárez: Cómo evitar el apocalipsis (y 3):








YO POR LAS NOCHES ESCRIBO LIBROS

Yo por las noches escribo libros
y por ello
piensan que la vida me sonríe los vecinos.
Porque salí una vez en el periódico
y otras dos en la tele muy catódico.
Porque no saben lo que me aburro
pintan mis días en chocolate y con un churro
y dicen al pasar ¡mira al poeta!
haciendo bromas sobre mi bragueta.
¡Si supieran cómo odian las chicas mis sandeces
-solo una me hace caso algunas veces-
o me vieran llorar por mi muñeca rota!
Nunca miran lo gastado de la punta de mi bota
y a mí me duele todo horriblemente:
hay días que me duele toda cosa que traigo en mente
y hasta la ropa que llevo es un infierno de dolor de muelas.

Yo siento aullar la tierra debajo de mis suelas
y quiero arrancar el asfalto porque no es una alfombra mágica
y voy a volar las tiendas o hacer cualquier cosa trágica.



Pablo X. Suárez. Cómo evitar el apocalipsis (2016).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.