Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

lunes, 26 de septiembre de 2016

Óscar Alonso Pardo: Mordiendo el polvo (y 3):




SU PADRE

Éramos niños y él nunca
hablaba de su padre,
un día le vimos

era en un bar

salía tambaleándose hacia la acera.



 



Me estoy volviendo blando,
me dicen,
con esto de la poesía.

Deben ser los años,
contesto,
ya no tengo edad
para ser un tipo duro.

Bukowski lo fue siempre,
es verdad.

Rompamos los platos de la vajilla,
y demos por el culo a todos
los hijos de puta que nos están jodiendo.



Óscar Alonso Pardo. Mordiendo el polvo. Edición de Autor, 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.