Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

sábado, 17 de septiembre de 2016

Laira Valdi: Fragile (2):








# PULSO A LA INERCIA DE LA REPETITIVIDAD VITAL
(POR SUPUESTO, PERDIDO) #

Tomando el impulso de quien nunca
quiso correr
se precipitan los miedos
y suman flores que sudan a la piel
cuando trato de restarle centímetros a
las grietas
del pasado en las muñecas.

Y me canso de forzar sonrisas que
desternillan comisuras
en pozas de muertes con prisas
en caras carcomidas por negrura.

Busco casas en antros
cariño en prostitutas
-de las de tapa dura-
que me estallen la espalda contra el
barro,
que me escupan en la cara
a ver si así las vistas cambian
o algo.

Pero no. La mierda sigue siendo la
misma
se van frustrando las esperanzas
se va hundiendo lento el aliento
y me voy convirtiendo en puta pródiga
que vuelve tarde-noche
descalza.

Es lo malo de que jueguen
con tus ventrículos en sus manos
sin sus testículos en las tuyas:

te dan por culo,
sin lugar a dudas.



Laira Valdi. Fragile (Edición de Autor, 2016). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.