Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 12 de septiembre de 2016

Javier Gm: Desprendimiento de rutina (y 3):








Observo al perro comer de su plato
beber de su cacharro con agua
sin poder utilizar nada que no sea su lengua,
todo con una claridad nítida.
Observo al ser humano comer del ser humano
beber de la tierra en la que habita
sin poder utilizar nada que no sea su codicia,
todo con una claridad nítida.
Observo un huertecito mimado por unos jóvenes
en la periferia de una ciudad de follajes grises,
en la periferia, donde todo se ve con una claridad nóitida.
Observo sentado, la discontinuidad del derrumbamiento,
con una claridad borrosa.



Javer Gm. Desprendimiento de rutina. Ediciones de Baile del Sol, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.