Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 10 de septiembre de 2016

Javier Gm: Desprendimiento de rutina (2):



Te pongo al corriente:
ni dulce ni salado.

Tú,
en crudo,
como los buenos animales,
salvajes.







Intente golpearme con un puñado de ramas de junco
sepa herirme con las escamas del ciprés
unte con la resina, unte,
y déjeme morir con la niebla en gránulos
cuando la noche ostente el embarazo de la tinta,
tíreme, como un tocón de haya vieja
al frío suelo
donde me pueda iluminar el polvo de las estrellas

soy fácil de satisfacer.



Javier Gm. Desprendimiento de rutina. Ediciones de Baile del Sol, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.