Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 4 de septiembre de 2016

Isabel Marina: Acero en los labios (y 3):







Ansiedad de flores rotas
disección mi cabeza,
en este horno silencioso
donde arde el barco inútil.

Las olas levantan el asfalto,
la furia retuerce mis puños,
y estalla un ruido de sables.

Son absurdas las palabras.
Tengo sangre en la garganta.
Soy una mujer en guerra.



Isabel Marina. Acero en los labios. Ediciones Camelot, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.