Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 11 de agosto de 2016

Poesía Nórdica (70): Harry Martinson (y 3):



HOJAS

Llega la siega
y todos los que habían deseado ser flores
cambian velozmente sus deseos.







SUEÑO INVERNAL

Soñé que era un negro.
Fui apresado
por todo el poderoso y hostil
bosque invernal de lo blanco:
el clan de jinetes
de los abetos cargados de nieve.
Llegaron a millares con sus puntiagudos capuchones de nieve,
se fueron acercando, cada vez más densos y blancos,
me agarraron en un claro del bosque,
me embrearon con un cepillo por el camino
y me hicieron rodar por la colina
sobre la infinitud de plumas del invierno nevoso.
Y las risas retumbaban estruendosamente cuando yo andaba tentando a ciegas,
y me alejaba cojeando embadurnado en la humillación
por el sendero abierto por numerosos pasos.
Y el eco de voces blancas
y el eco de blancos montañas resonaba
cuando todos gritaban en la oreja embreada:
¡Mira, mira! ¡Ahora da gusto vivir!
¡Mira, ahora es invierno en el mundo!




Harry Martinson. Antología poética. Plaza & Janes, junio 1975.

Traducción de Francisco J. Uriz.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.