Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 14 de agosto de 2016

Eduardo Bravo Domínguez: Nada es inocente (y 3):









CUANDO ENTONCES, Y AHORA

Hasta los veinte años,
mi vida, aunque angustiosa,
fue una línea recta.

Luego, a partir de ahí,
mi vida se tornó
en curvas violentas,
como serpientes del mal.

Y yo intentaba liberarme.
Y yo intentaba liberarme.
Más no podía.

Por ciencia, Dios o por fortuna
logré abrir la jaula,
y, aunque, con torpeza, al menos vuelo.

El secreto de la vida está
en no quedarse
en una de esas
curvas peligrosas.

Veo próxima,
en la que posarme,
la rama de la alegría.


Eduardo Bravo Domínguez. Nada es inocente. Canalla Ediciones, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.