Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 28 de julio de 2016

(Tras)lúcidas (17): Carmen Camacho:








DUELO A GARROTAZOS

A Ainara, que me contó que, ante la acechanza de la policía
al pueblo tunecino durante la Revolución de los Jazmines,
las gentes se reunían al caer la noche para sentirse juntas.


Cuando los que se aman menos
vieron cómo
            tú y yo
                      nos arrancábamos
            la una del otro
            el otro de una
a descarnadas dentelladas

corrieron a abrazar a sus amantes
entre todos encendieron un fuego
se oyeron decir gracias por favor
alma mía lo siento y
mirándose a los ojos por vez primera
prometieron cuidarse
hasta de sí mismos

Juntos
en vilo

la noche
de nuestra mutua muerte
ningún amigo pudo
ni dormir ni a solas



Carmen Camacho.

Varios Autores. (Tras)lúcidas. Bartleby Editores, 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.