Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 10 de julio de 2016

Nicolás Domínguez Bedini: Decirte al oído (1):



TRISTEZA

En la actualidad
cada poema es bienvenido
vitoreado
con golpes en mi cuerpo
con golpes de puño a la pared del vecino
tras el fin de la ironía.








DECIRTE AL OÍDO

Soy el Dj sordo
que hace bailar a las suegras
en los casamientos

¿No es maravilloso?



Nicolás Domínguez Bedini. Decirte al oído. El Monte Análogo Ediciones, 2007. Prólogo de Osvaldo Bossi. Arte de tapa: Gabriel Rud.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.