Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

martes, 12 de julio de 2016

La Generación Encantada (32): Rubén de la Cruz "Xenon": Ya no tintas nada (2):







AMOR ENTRE METÁFORAS

No existe mayor cárcel que tus propias manos.

Vivo en inviernos que se pasean por veranos,
en aceras que cruzan carreteras.

Vivo entre alfa y omega.

Sangré por dentro por no partirle la cara a más de uno y mis puños se encogen.
Me abro la cabeza día a día para encontrar una salida a mis idas y venidas,
y el estómago también,
para que todas las mariposas escapen y sean libres.
¿A quién se le ocurrió la dictadura de encerrarlas dentro?

La libertad que experimento es sincera,
y puedo decir que estoy siendo cómplice de mi sonrisa,
pero aún tengo la piel reseca.

Ojajá me entendiera o me entendieran.
He cambiado y no soy el mismo,
no por el momento,
ni creo que sea para mejor,
pero me da igual, ¿sabes?

Me escapo entre líneas, música y libros,
y ellos encuentran en mí un hueco vacío.
Vacío de sentido pero lleno de ganas.

No me confundáis, tengo sentimientos.
Lo que pasa es que no los encuentro.
Juraría haberlos dejado ahí encima.
Pero no lo sé, no aparecen,
y mi madre está lejos para ayudarme.

Ella que siempre lo encontraba todo.

Sé que alguien los encontrará y me los traerá.

Yo procurararé no volver a perderlos.



Rubén de la Cruz Xenon. Ya no tintas nada. Espasa Libros, 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.