Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

miércoles, 6 de julio de 2016

José Carlos Díaz; Si yo fuera Stephane Furber (2):







THE BALLADS

Al final de la tarde,
mientras yo fumaba un cigarrillo en el porche,
ella escuchaba la radio en la cocina.
Podía verla desde afuera,
troceando verduras
a la luz cálida del tungsteno.
Parecía un viejo cuadro holandés.
De repente se puso triste
al oír una canción que hablaba
de los muchachos muertos en la guerra.
Me fui entonces para no soportar
ni un minuto más aquella música,
para no gritarle a Daphne
que era una triste mentira,
que yo también había escrito en otro tiempo
demasiadas baladas de amor
que te hacían llorar con trampas.



José Carlos Díaz en Si yo fuera Stephane Furber (Ediciones Diarios de Rayuela, 2016).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.