Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 2 de mayo de 2016

Poesía Nórdica (53): Sirkka Turkka (1):





Para mí tú eres una cuestión de eternidad.
                    No soy yo a quien amas,
amas a tu nuevo chaquetón verde
                    sobre el que duermes.
          El gallo duerme en la percha de sombreros del vestíbulo.
Te veo marcharte, la manera en que tu espalda se va alejando
          hasta que el chaquetón y tú os perdéis totalmente de vista:
                     te he visto marcharte tantas veces...
          Tengo ese conocimiento, esa especie de talento,
                     uno no lo puede aprender, a uno no lo dejan
           introducirse en él y se si se encuentra allí dentro,
                     uno no puede escaparse.
           Pero tú siempre regresas.
           Y yo te observo y, cogiéndo por la cola un arenque crudo le doy
vueltas como al martillo de lanzamiento,
            y lo coloco en órbita.
                      Aterriza con precisión junto al gato blanco,
            el que camina con la cabeza ladeada,
con ojos apenados, al margen de todos los otros.
            El que tiene una herida en el alma,
                       tal vez una cuestión de eternidad.



Sirkka Turkka.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1998.

Traduccion de Francisco J. Uriz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.