Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 25 de mayo de 2016

Iván Rafael: Monótonos golpes de estado (1):



FE DE ERRATAS

Donde dice
que la mano es invisible
debe decir
que la mano estaba escondida.






REENCUENTRO

Con el ruido del agua contra el plato de ducha
te desperté
pero yo no estaba en el cuarto de baño.

Luego desayunamos juntos tú sola
y nos despedimos con un beso
que le diste a nadie.

Te llamé como siempre por teléfono desde el trabajo
incluso hablamos un rato y,
sin embargo,
aquel día no pasé pr la oficina.

Cuando volví a casa la niña preguntó
si hoy
llegaría tarde.

Nos sentamos a cenar
y mi silla quedó vacía igual que el sillón
desde el que estuvimos viendo la tele.

Mientras me lavo los dientes
tú vuelves a la cama dónde quizá
me encuentres.

Aún sigo allí
con mi pecho desnudo
sobre tu espalda.



Iván Rafael. Monótonos golpes de estado. Amargord Ediciones, 2015. Diseño de portada: Raúl Gálvez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.