Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

miércoles, 25 de mayo de 2016

Iván Rafael: Monótonos golpes de estado (1):



FE DE ERRATAS

Donde dice
que la mano es invisible
debe decir
que la mano estaba escondida.






REENCUENTRO

Con el ruido del agua contra el plato de ducha
te desperté
pero yo no estaba en el cuarto de baño.

Luego desayunamos juntos tú sola
y nos despedimos con un beso
que le diste a nadie.

Te llamé como siempre por teléfono desde el trabajo
incluso hablamos un rato y,
sin embargo,
aquel día no pasé pr la oficina.

Cuando volví a casa la niña preguntó
si hoy
llegaría tarde.

Nos sentamos a cenar
y mi silla quedó vacía igual que el sillón
desde el que estuvimos viendo la tele.

Mientras me lavo los dientes
tú vuelves a la cama dónde quizá
me encuentres.

Aún sigo allí
con mi pecho desnudo
sobre tu espalda.



Iván Rafael. Monótonos golpes de estado. Amargord Ediciones, 2015. Diseño de portada: Raúl Gálvez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.