Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

martes, 24 de mayo de 2016

Isla Correyero: Hoz en la espalda (2):







TRES AÑOS        (Mujer 3)

Tres años me pasé esperando llegaras por la noche
o que los perros con su olfato fino te olieran
2 kilómetros antes para hacer la espera
más corta un soplo menos
sin embargo cada día de los tres años malditos
fuiste agregando unos cuartos de hora más y más
hasta que un día nos vimos mi hijo y yo esperando
a las 2 las 3 de la mañana

Al principio decías que era el tráfico luego que
los clientes muy pesados
después tus compañeros que te requerían para
tomar algo joder despuñes de tanto stress

luego no sé que vino luego qué disculpas cada día
era una excusa nueva retorcida

la compra la farmacia un recado de éste el recado
de aquel cosita en el Molar la venta en Pedrezuela
las 15 o 17 cervezas de los más resignados solterones
del pueblo que te fueron echando el guante
y tú a ellos con tus
furgonetas vendidas creyendo que estabas ganando
el paraíso de estos montes de enebros

Aquí en la casa estábamos nosotros esperándote
generosamente / dignos

confiados.



Isla Correyero. Hoz en la espalda. Huerga & Fierro Editores, 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.