Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

martes, 31 de mayo de 2016

Elena Román: Ciudad girándose (1):



EL JUZGADO


Al juzgado va la gente después de pelearse, para que otros se peleen por ellos. Un juez da golpes con la maza como sinónimo de autoridad y se alisa la toga como señal de beneplácito. Los abogados llevan en sus maletines leyes y billetes. Los inculpados estudian baldosas si se habla de ellos. Cuando hay niños en los pasillos, todos dicen apenarse mucho, pero no tanto como los niños, no tanto como los pasillos.




EL CINE

En el cine puedo uno quitarse los zapatos, comer palomitas y dormirse incluso, si es que la película proyectada es de algún director de apellido incompleto condenado a morar rincones oscuros. En el cine los personajes son enormes, y los paisajes y los disparos y las bombas y los teléfonos móviles y los besos son enormes, y siempre se sienta en la primera fila el que más mueve la cabeza. Cuando se termina la historia, continúan las otras.



Elena Román. La ciudad girándose. Ediciones de Baile del Sol, 2015. Ilustración de cubierta: Conchy Franchy.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.