Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 22 de abril de 2016

Poesía Nórdica (26): Lars Huldén (2):







CONSEJOS A GENTES FELICES

Si alguna vez tú, henchido de un sentimiento de felicidad,
te levantas de un salto y gritas al viento,
al mar o al silencioso bosque-
es lo mismo a cuál-, gritas "Yo soy
feliz", debes saber que tus palabras te serán reclamadas
a su debido tiempo con intereses;
lo mismo que cuando se escapa un preso antes
de haber cumplido su condena pero es detenido
de nuevo y se le impone
una pena más dura que la de antes.
Las autoridades de la vida no toleran
ningún evadido, y la felicidad es esa
sensación de que a uno no le afectan
las duras condiciones de la vida, de que uno misteriosamente
ha salido de la cantera.
Por eso, si sientes que tu felicidad es tan grande
que te sale resplandeciente por los ojos, inclina tu rostro
hacia la tierra, y bájate la capucha sobre
la frente como un leproso, prosigue mudo
tu camino y que el tono de tu voz no traicione
lo que siente tu corazón.



Lars Huldén.

Varios Autores. Quince poetas finlandeses. Los Libros de la Frontera, 1986.

Traducción de Francisco J. Uriz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.