Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 7 de abril de 2016

La poesía a la calle (8): Antoine Lamarck:







BASURA BLANCA

Cualquier chico de la américa profunda
lo sabe.
Cualquier chico nacido y criado en un desierto
al borde de una carretera secundaria
sin apenas tráfico
lo sabe.
Hank Williams era uno de esos chicos
y Hank sabía
que esta vida es muy perra,
que esta sociedad te mastica como si fueras tabaco
y solo cuando estás bajo tierra
dentro de una caja de madera
hecha a tu medida,
la gente reconocerá tus méritos.
Por eso Hank,
cuando en el ocaso de su carrera,
se encontró de nuevo
recorriendo carreteras secundarias
entre Tennesse y Virginia,
sintió tan cerca el desierto
que decidió ser el primero
en empezar
a celebrar
su entierro.


Antoine Lamarck.

Varios Autores. La poesía a la calle. Junta de Castilla y León, Biblioteca Pública Palencia, 2015.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.