Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

miércoles, 6 de abril de 2016

La poesía a la calle (7): Daniel Hedrosa Andrés:







HELL`S KITCHEN

Dinamarca se encuentra ardiendo
están fusilando mi nación
las balas y los disparos
resuenan con fuerza por Osterbro
Sirenas de policía
de azul oscuro y blá
buscan entre las vías
las calles estrechas
las parecelas repletas
el encaje de Oresund
al despiadado tirador
encapuchado
que fusiló Kobenhavn
que abatió mi nación
Dinamarca se encuentra en llamas
están aniquilando la expresión
ha caído un hombre adulto en su paseo
resuena su eco junto a Osterbro
Y cuál es la justificación oportuna
y cuál es el retrato robot
cuantas las comisarías
que ahora encienden su alerta
el estado incandescente de mi nación
Que ha sido maltratada
vilipendiada
ultrajada
por la guerra y sus rifles
las ametralladoras y sus calibres
asaltando las tertulias
coloquios
familias reunidas en sus mesas
padres y madres junto a sus hijos
nieve blanca en las aceras
teñida de roja sangre
y su libertad imperecedera
Hell`s Kitchen


Daniel Hedrosa Andrés.

Varios Autores. La poesía a la calle. Junta de Castilla y León, Biblioteca Pública Palencia, 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.