Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 15 de abril de 2016

La poesía a la calle (18): Mío Sharp von Kader:







PIDO

Cuando han caído las murallas de defensa
impuestas por la autovaloración de daños,
y, de hecho, apenas queda nada que defender detrás,
has perdido.
Pido un minuto de silencio
por el amor.
Y por las relaciones infructuosas
y la falta de valor para intentarlo,
que es todo uno.
Un horrible, profundo y sincero silencio,
por todas esas sonrisas que nos dedicamos,
que dicen: recuerdos.
Y que dicen: amistad.
Y se callan, tristes, un: joder, con lo que te he querido.

Te pido perdón, porque nunca sabrás lo que sentí.
Porque no sabría explicártelo, porque prefiero callármelo,
porque nunca lo comprenderías, y porque supongo que
en esta ocasión, yo te amaba más de lo que tú me querías a mí.
Y porque es mejor así: lo siento.

Paso más veces por la tercera puerta que por la primera,
y sigo buscando la llave de las otras dos,
como un maldito pirado.
Como un maldito pirado.
Como un maldito pirado.

Así que pido un minuto de silencio:
por el amor, por ellas, por mi cordura,
y por lo que nos queda, que no es esperanza.

Gracias y disculpen las molestias.



Mío Sharp von Kader.

Varios Autores. La poesía a la calle. Junta de Castilla y León, Biblioteca Pública Palencia, 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.