Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

sábado, 9 de abril de 2016

La poesía a la calle (10): Luis Oskar Martín Blanco:







UNA DE INDIOS

Llegué en el momento justo
al lugar adecuado
Me estaba meando
La mirada perdida
contra la pared de la cascada
Allí me encontré al indio:
melena larga
y nariz de nativo americano
Fusil en mano,
oigo su voz balbucear
en un inglés borracho,
después en castellano,
para soltar la perla del dorado:
¡fuera los ingleses de EEUU!;
esa tierra se la robaron
a sus legítimos dueños
Para quitar hierro y
tranquilizar la cosa,
le pregunté en qué idioma
se hablaría
Dijo que en cheroqui y navajo
Yo ya había enfundado
y mientras me estaba lavando
el tipo encarándose dijo:
¿qué piensas de los putos moros?
Contesté que yo
no entiendo de razas
y me marché de allí pensando
que este maldito idiota
no sabía con qué mano empuñaba
el hacha de guerra


Luis Oskar Martín Blanco.

Varios Autores. La poesía a la calle. Junta de Castilla y León, Biblioteca Pública Palencia, 2015.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.