Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 9 de abril de 2016

La poesía a la calle (10): Luis Oskar Martín Blanco:







UNA DE INDIOS

Llegué en el momento justo
al lugar adecuado
Me estaba meando
La mirada perdida
contra la pared de la cascada
Allí me encontré al indio:
melena larga
y nariz de nativo americano
Fusil en mano,
oigo su voz balbucear
en un inglés borracho,
después en castellano,
para soltar la perla del dorado:
¡fuera los ingleses de EEUU!;
esa tierra se la robaron
a sus legítimos dueños
Para quitar hierro y
tranquilizar la cosa,
le pregunté en qué idioma
se hablaría
Dijo que en cheroqui y navajo
Yo ya había enfundado
y mientras me estaba lavando
el tipo encarándose dijo:
¿qué piensas de los putos moros?
Contesté que yo
no entiendo de razas
y me marché de allí pensando
que este maldito idiota
no sabía con qué mano empuñaba
el hacha de guerra


Luis Oskar Martín Blanco.

Varios Autores. La poesía a la calle. Junta de Castilla y León, Biblioteca Pública Palencia, 2015.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.