Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

martes, 16 de febrero de 2016

George Plimpton: El hombre que estuvo allí (y 3):



El periodista más peculiar presente en Kinshasa era Hunter Thompson, que cubría el combate para Rolling Stone. Yo siempre había sentido un vínculo estrecho con Thompson, porque aunque la gente lo llame periodista gonzo por su personaje personalizado (Miedo y asco en Las Vegas), siempre lo he considerado un periodista participativo, sobre todo por su extraordinario libro Los ángeles del infierno, en el que se unió a una banda de motoristas, en gran medida con el espíritu en que yo me uní a los Detroit Lions, solo que los motoristas resultaron ser una compañía de lo más desagradable, y a la postre le dieron una paliza, y de gran gravedad.



 


La noticia que circula por el Rialto, cómo no, es que Irving Lazar, el Rayo, el superagente literario, está escribiendo su autobiografía. Venderá su libro a los editores (y muy probablemente a las cadenas de televisión para una miniserie y a los estudios para una película), cosa que es noticia porque es muy posible que Lazar haya leído lo que va a vender. No suele ser así. Lazar tiene fama de no leer lo que escriben sus clientes. "Le eché un vistazo" es lo que dice a menudo, lo cual suele ser incluso una exageración.



George Plimpton. El hombre que estuvo allí. Contra, diciembre de 2015.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.